Por la crisis, las clínicas se declaran en alerta

Por la crisis, las clínicas se declaran en alerta

Advierten que se podrían ver procesos preventivos masivos, con eventuales suspensiones y despidos

Clínicas, hospitales privados, sanatorios y otros prestadores de salud se declararon hoy en "una grave situación" por la crisis económica y reclamaron al Gobierno que arbitre una negociación urgente con los gremios del sector de la salud.

Las siete cámaras que agrupan al sector (Adecra, Cedim, Cepsal, Confeclisa, Cadime, AAEG, y Cacep) enviaron ayer una carta al Ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica, más precisamente a la directora nacional de Relaciones y regulaciones del trabajo, Gabriela Adriana Marcello. "Representamos el 90% de las prestaciones de salud", afirmó a la nacion, Jorge Cherro, presidente de Adecra. "Estamos advirtiendo que se puede generar procesos preventivos de crisis masivos", agregó el directivo.

En la carta, el colectivo de prestadores declara que el sistema de salud atraviesa una "situación gravísima" y, por lo tanto, requieren "promover la activa participación de las partes involucradas, es decir, prestadores, el Estado Nacional, y la representación gremial de los trabajadores a fin de encontrar alternativas de solución a la grave problemática económica planteada en la salud a nivel sectorial y con alcance nacional".

Según el documento enviado a las autoridades, las devaluaciones del año pasado dejaron a las instituciones "con fuertes quebrantos y muchas al borde de la quiebra". Ese modificación del tipo de cambio, contaron los prestadores, ocurrió en momentos en que se negociaba la paritaria del sector. En ese momento, se acordó un alza de 27,5% con clausula de revisión en febrero de este año. Entre abril y marzo, se gatilló un incremento de 13%.

El aumento que recibieron luego los prestadores por parte de los financiadores de la salud (obras sociales y prepagas) fue de entre 32% y 38%, por debajo del alza salarial del 40% de los salarios y de la inflación anual. La nota de los prestadores suma a ese escenario el efecto devaluatorio (e inflacionario) posterior a las elecciones primarias y le sumó el estrés financiero generado por las tasas altas. "El escenario a futuro es totalmente incierto", dicen.

"Muchos prestadores están entrando en cesación de pagos", estimaron y señalaron además la intención oficial del Gobierno de imponer un bono de $5000 para los trabajadores. "La realidad de los prestadores médicos privados es que la situación actual es insostenible", estimaron y agregaron: "Hasta se duda del cumplimiento del convenio colectivo de la actividad".

"Si esto sigue así vamos a ver procesos preventivos masivos, con eventuales suspensiones y despidos", dijo Cherro a este medio. "Hay que sentarse a discutir la problemática con los gremios de Daer y West Ocampo. Estamos abriendo el paraguas", alertó el directivo de Adecra. La carta termina pidiendo la convocatoria urgente a reuniones en Trabajo.

Por su parte, en el presidente de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami), Hugo Magonza, vislumbra "un pronto colapso de la salud privada, si no se modifican drásticamente las condiciones y regulaciones".

"Obras sociales y prepagas, que en conjunto atienden al 65% de la población, enfrentan una situación por demás compleja, como resultado de una sumatoria de factores que incluyen la pérdida de afiliados producto de la crisis económica, el alto precio de las drogas y medicamentos cuyo verdadero costo nunca se conoce, la rotura del principio de solidaridad que regía al sistema hasta la sanción de la ley 26682 de 2011 y los abusos que el sistema sufre en materia del gasto en discapacidad social", agregó.

Coment� la nota