Por la crisis, cayó casi a la mitad la demanda de taxis en Capital

Lo admitió el sector, al advertir que hasta el año pasado se recibían mas de 2 mil llamados por día y ahora se atienden menos de 1.400. Así lo dijo el tesorero del sistema de radio taxis, Nicolás Roldán. Además, mas de 500 autos salieron de servicio en los últimos meses.

El servicio de taxis está sintiendo la crisis económica, del mismo modo que la mayoría de las actividades comerciales en la provincia. De hecho, el sistema de radio taxis admitió que, este año, despacha por día casi un 50 por ciento de los servicios que despachaba el año pasado.

El tesorero de la entidad que agrupa a los propietarios de radio taxis, Nicolás Roldán, sostuvo que el año pasado se recibían mas de 2 mil llamadas diarias y este año apenas unas 1.400 y atribuyó la cuestión a la caída del poder adquisitivo de la gente y la proliferación de las motos.

Es que, por ejemplo, un viaje desde la zona sur de la Capital hasta el casco céntrico no baja de los 12 pesos. Con ese dinero, se llena el tanque de una moto y se anda una semana. Encima, las motos se pueden comprar con una entrega relativamente baja y cuotas accesibles. Y como los controles del tránsito son deficientes y permisivos, las motos abundan aunque circulan, la mayoría, cometiendo infracciones de todo tipo y sin pagar patente, seguro ni multas.

El problema de los radio taxis se agudizó de tal forma que Roldán admitió que los propietarios de unidades que trabajan bajo ese sistema cayó de casi 200 a 140. Y consideró que una de las razones es el costo de los insumos y del equipamiento de radio que requiere integrar ese servicio.

Además, Roldán admitió problemas de seguridad y, aunque no quiso identificarlos, advirtió que hay barrios y zonas de la ciudad donde los taxistas no se animan a entrar por temor a ser asaltados. El robo de los relojes y las pedradas contra los vehículos, es moneda corriente en algunos sectores.

Comentá la nota