Por la crisis, cayó un 30% la actividad industrial en el Parque

La cifra promedio se desprende de un relevamiento de la cámara de empresas. Aseguran que las suspensiones y el ajuste de gastos son los métodos elegidos para evitar despidos a la espera de que se frene la caída.
Los daños ocasionados por la crisis global en el ámbito local ahora cuentan con algún indicador que permita cuantificarlos, al menos en alguna medida. Porque de acuerdo a un relevamiento elaborado por la Cámara Empresaria del Parque Industrial (CEPIP), la actividad productiva en las empresas del complejo cayó entre un 25 y un 30% promedio desde que se originó el estallido financiero en los Estados Unidos, que hace sentir su onda expansiva por todo el planeta.

En ese contexto, los Procedimientos Preventivos de Crisis (PPC) y los drásticos recortes de gastos se convirtieron –según la CEPIP- en las herramientas utilizadas por las industrias del predio fabril para evitar, al menos por el momento, los tan temidos despidos.

"Hay empresas que cayeron un 10%, otras un 30 y otras un 50%; la caída promedio ronda entre el 25 y el 30%. En su esfuerzo por evitar despedir trabajadores, las industrias del Parque dejan de invertir recursos en seguridad física, en transporte para el personal, en viáticos y en una infinidad de rubros. Eso hace que también se vean resentidas en gran medida las empresas de servicios", explicó el gerente de la CEPIP, Jorge Alonso.

Ante la pronunciada caída de la actividad que impacta fuerte en el complejo industrial pilarense –fundamentalmente en las autopartistas y exportadoras- son varias las firmas que han optado por acordar con el Ministerio de Trabajo bonaerense y los sindicatos la implementación de los PPC que permiten posponer otras determinaciones más drásticas que generen a su vez graves consecuencias sociales.

Esos procedimientos consisten en la suspensión de trabajadores de manera temporaria y el pago del 70% del salario con los correspondientes aportes patronales para la seguridad social y la cobertura médica.

Uno de los fantasmas que sobrevolaban el Parque en los últimos meses se sustentaba en que, vencidos en marzo los PPC con plazo de 90 días iniciados en diciembre pasado, para muchas empresas cuya actividad continúa en baja se haría inevitable prescindir de mano de obra.

Sin embargo, según pudo saber El Diario, ante lo engorroso que resulta extender dicho procedimiento ante el Estado provincial, muchas firmas optaron por arribar a acuerdos de hecho con los sindicatos a fin de estirar las suspensiones y evitar males mayores mientras se aguarda que aclare el desolador panorama actual.

Un industrial del Parque, que prefirió mantener su nombre en reserva, dio cuenta del complejo trámite burocrático que deben encarar las empresas ante la Provincia para obtener la figura del Procedimiento Preventivo de Crisis en vías de evitar despidos.

Los industriales locales señalan además que achicando gastos y ajustando una serie de variables se puede soportar las crisis unos meses más sin alterar la estructura de recursos humanos. Pero advierten que, de prolongarse en el tiempo el crítico escenario, no habrá alternativa.

Reclamos

Frente a los problemas que padecen las industrias radicadas en el Parque, la cámara que nuclea al sector le envió en los últimas días al intendente municipal Humberto Zúccaro una carta en la que se describe pormenorizadamente la delicada situación que se devela a partir del relevamiento llevado a cabo por la entidad.

Además, a través de la misiva se esbozan algunos reclamos destinados a la Provincia y la Nación con la intención de que sean retransmitidos por el jefe comunal. Las demandas apuntan puntualmente a que se instrumente algún tipo de asistencia destinada a ayudar a las empresas a amortiguar el impacto de la crisis y evitar así despidos.

Por otra parte, los industriales reclaman que se agilicen los trámites de PPC, de manera que las empresas cuenten con otra herramienta orientada a retrasar medidas más drásticas a la espera de que se frene la caída de la actividad.

Cabe recordar que a fines del mes pasado, los industriales representados por la CEPIP y el ex delegado regional del Ministerio de Trabajo bonaerense, Guillermo Lindoso, ya habían estado reunidos con Zúccaro para analizar el impacto de la crisis en el ámbito local.

Comentá la nota