La crisis del agro comienza a sentirse en el puerto

Mientras los productores rurales llevan sus reclamos a las rutas, la crisis del agro comienza a sentirse en la actividad portuaria de la ciudad.
En los últimos días, una de las empresas de remolcadores que funciona en el puerto local decidió adelantar las vacaciones de sus empleados por la falta de actividad. Sin embargo, dieron marcha atrás en pocas horas, gracias a la presión sindical.

La decisión de la firma se basaba en que son pocos los buques cerealeros que se acercan a la ría y no necesitan poner en funcionamiento los tres remolcadores que tienen actualmente.

De todas formas, si bien los trabajadores volvieron a trabajar normalmente ayer, no descartan que pueda volver a tomarse una medida similar en un futuro cercano si no varía la situación.

Según informaron fuentes especializadas a nuestro diario digital, los buques cerealeros que llegan al puerto son de poco tamaño y sólo permanecen en las terminales por horas, cuando habitualmente en esta época del año arribaban a Bahía Blanca grandes buques.

Comentá la nota