La crisis afectó al gobierno griego

Costas Caramanlis, primer ministro conservador griego, no vive su mejor hora. El clima político en Atenas es de crisis. El año pasado, durante los disturbios callejeros que sacudieron al país por la muerte de un adolescente a manos de la policía, la oposición ya había pedido su renuncia.
Ayer, Caramanlis anunció que llegó la hora de convocar elecciones anticipadas. "Hay que esclarecer el panorama político y tomar una serie de medidas necesarias para salir de la crisis", afirmó el premier en un discurso a la nación transmitido en directo por todos los canales de televisión. "El año 2010 será difícil y determinante. El pueblo griego tiene que elegir a un gobierno que pueda sacar al país de esta situación", explicó.

La situación no está fácil para el gobierno. Y la crisis económica financiera internacional golpeó fuerte: de un crecimiento del 4 por ciento del PBI en el 2008, los pronósticos iniciales fueron de un 1 por ciento para el 2009, y ahora ya se habla de un retroceso de un 0,9 por ciento.

Sin embargo, ésas no fueron las únicas malas noticias en los alrededores de la Acrópolis. La ola de incendios que azotó a Grecia durante el último mes de agosto tuvo efectos muy negativos sobre la imagen del gobierno. Según un sector de la prensa local, el gobierno de Caramanlis habría actuado con incompetencia, cometiendo "errores fatales" por no haber aprendido las lecciones de los incendios del verano de 2007, en los que habían muerto 77 personas y que devastaron 250 mil hectáreas.

"Mi objetivo inicial era proceder a la adopción de medidas de aquí a 2011 a condición de que hubiera un clima político pertinente", explicó Caramanlis. "Pero con el chantaje de la oposición, el país entraría en un período preelectoral de seis meses, cosa que impediría tomar cualquier política pública", agregó el primer ministro y presidente del partido Nueva Democracia (ND), que comanda el país desde 2004 con una reelección en el 2007.

El jefe del partido de oposición socialista o Pasok, Georges Papandreu, ya había pedido varias veces la celebración de elecciones anticipadas. Durante los últimos meses, su partido criticó duramente al gobierno por una serie de escándalos de corrupción y por lo que consideran como una degradación de las finanzas públicas. Según los primeros sondeos, el Pasok le ganaría al ND por más del 3 por ciento de los votos, al igual que sucedió en las elecciones europeas de junio, donde obtuvo un 36,65 por ciento de los votos, frente al 32,29 por ciento de la ND.

Todavía no hay fecha para los comicios. Caramanlis advirtió que primero debe reunirse con el presidente Carolos Papulias. Luego decidirá. La oposición apura. "El 4 de octubre sería una buena fecha", lanzó ayer el socialista Papandreu.

Comentá la nota