Crippa García: "Las cajas negras recaudarían cinco millones anuales"

Crippa García: "Las cajas negras recaudarían cinco millones anuales"
Las Rosas.— Pueblo chico, infierno grande. En casi todas las poblaciones del interior de la provincia de Santa Fe los vecinos parecieran saber más que la policía sobre quienes se dedican a actividades ilegales como venta de droga, piratería del asfalto, desarmaderos y quiniela clandestina. Para el presidente de la Cámara Penal de Rosario, Otto Crippa García, esa cuestión no pasa por un mayor conocimiento, sino de una serie de encubrimientos de delitos por parte de la policía.
El juez llamó las cosas por su nombre en una charla-debate titulada "Seguridad y delito" que se realizó en esta ciudad cabecera del departamento Belgrano, una población donde se formó un consejo de seguridad por una serie de robos armados, delitos poco comunes que dejaron una enorme sensación de inseguridad.

En ese ámbito, Crippa García denunció la existencia de cajas negras por parte de la policía santafesina. "En nuestra ciudad (por Rosario), según denuncias, llegaría a casi 400 mil pesos mensuales", dijo y habló sobre la utilización política que se hace de estos fondos.

También alentó la habilitación de una Dirección de Investigaciones Administrativas en el ámbito de la provincia, que reciba denuncias sobre "los cobros ilegales utilizados por la policía y el poder político para enriquecimiento o autofinanciamiento".

No se admite. "Esta es la cifra que se recauda de las cajas negras, cerca de 5 millones de pesos por año, por más que nadie lo admita públicamente, salvo casos excepcionales", resaltó Crippa García en la charla que se llevó a cabo en el Complejo Cultural Municipal a la que asistieron funcionarios y representantes del poder judicial del Distrito Nº 6.

"No se puede desconocer la existencia de redes de financiamiento policial generado en un conjunto de dádivas y fondos que provienen de la ilegalidad; es decir, actividades delictivas protegidas por policías corruptos, las que no fueron debidamente combatidas, sino incluso avaladas indirectamente por los políticos, pues son también financiamiento de partidos o grupos de poder que cobran parte de la recaudación", disparó casi sin respirar Crippa García en Las Rosas.

También declaró que lo peor que le puede ocurrir a una Nación es aprender a convivir con la violencia y una especie de subcultura de ella, donde la gente comienza a verla y a vivirla como parte de su vida normal, y dio una verdad a la que calificó insoslayable: "A mayores índices de pobreza, mayores delitos de delincuencia e inseguridad", a lo que le sumó otra: "a mayor inseguridad, mayor pobreza".

En ese sentido, el magistrado se apoyó en estudios privados que muestran que por cada punto que aumenta la tasa de desocupación, el delito lo hace un 0,3 por ciento.

Comentá la nota