Crímenes de guerra de Israel y Hamas

Según la organización defensora de los derechos humanos, Israel usó ilegalmente fósforo blanco contra la población palestina y Hamas lanzó cohetes contra civiles israelíes.
Amnistía Internacional (AI), organización que defiende los derechos humanos, acusó formalmente ayer a Israel y al grupo palestino radical Hamas de crímenes de guerra durante el reciente conflicto en Gaza. La organización con sede en Londres presentó un informe ante la ONU titulado “Alimentando el conflicto: El suministro de armas extranjeras a Israel y Gaza”, en el que aseguró que ambos bandos son culpables de esos cargos por atacar indiscriminadamente a poblaciones civiles.

A Israel los cargos se le imputan por dos razones: por el uso ilegal de fósforo blanco contra las poblaciones palestinas y por los ataques con artillería específicamente pensados para hacer blanco sobre casas donde vivía gente inocente en la Franja de Gaza. En diálogo telefónico con Página/12 desde Londres, Donatella Rovera, la autora del informe de AI, precisó algunos detalles de la denuncia: “El fósforo blanco es un material cuyo uso no es ilegal si se utiliza como cortina de humo o para iluminar a las tropas; el punto es que, sobre el terreno, encontramos restos de este armamento en zonas del centro de la Franja donde los soldados israelíes nunca estuvieron. Este arma prende fuego todo lo que se encuentra a su alcance. De ahí saque usted sus conclusiones”, deslizó.

El caso de Hamas, según la experta, es más lineal. La acusación se fundó en el lanzamiento de cohetes no guiados contra poblaciones civiles israelíes de forma indiscriminada. “Pero no fue sólo Hamas. A menudo sólo se habla de ellos, pero hay otros grupos, como las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa, que se comportaron del mismo modo”, advirtió Rovera. De acuerdo con el informe presentado ante el Consejo de Seguridad, en ambos casos los ataques fueron realizados con armamentos comprados en el extranjero. Del lado israelí, el texto señaló que Estados Unidos, país que provee a Tel Aviv el 95 por ciento de sus armamentos, proveyó también el fósforo blanco.

Pero las consecuencias de la investigación sobre el terreno echaron luz sobre otros aspectos. “Al recorrer las ruinas en Gaza encontramos cabezas de misiles de artillería con la leyenda US STOCK PILE 1991. Esto significa que son armas que EE.UU. fabrica sólo para almacenarlas directamente en territorio israelí; para tenerlas allí, por las dudas. Además, no es casual que sean viejas; en la guerra del Líbano ocurrió lo mismo. Los expertos militares ingleses que me acompañaron sobre el terreno me explicaron que Israel, al desembarazarse de este armamento que ya tiene un par de años, se encuentra en mejores condiciones para reclamarle nuevas partidas a Estados Unidos”, explicó la investigadora de AI.

Sobre las armas utilizadas por Hamas en la Franja de Gaza, el informe precisó que su origen se torna más complicado de determinar. “Es que todas ellas son ingresadas de manera ilegal por los túneles. Pero el hecho es que básicamente hay dos tipos: están los Qassam que son de fabricación casera. Eso se sabe. Pero además están los Grad. Estos sí los compran en el mercado negro internacional de armas, y estamos casi seguros de que son fabricados en China”, lanzó la activista internacional. Tanto Israel como Hamas coincidieron en negar las acusaciones.

El derecho internacional prohíbe la venta de armas si éstas corren el riesgo de ser utilizadas para cometer crímenes de guerra. En ello se basó Amnistía Internacional para solicitar un embargo internacional de armas para las dos partes, es decir, que la ONU solicite a todos los países que se abstengan de venderles armas a israelíes y palestinos. “Sólo estamos pidiendo que cumplan con sus propias leyes. Si no pueden garantizar que sus armas van a ser utilizadas contra inocentes, que no las vendan. ¿Sabía que a mediados de diciembre se detectó un buque norteamericano cargado de armas con destino a Israel recorriendo el Mediterráneo? Se detuvo gracias al escándalo que provocó cuando se supo. Todavía está dando vueltas por ahí, sin lograr atracar.”

Comentá la nota