Crimen en Tigre: detenido dice ser inocente y acusa a la Policía

Implicado en el asesinato de Santiago Urbani, Daniel Gálvez apuntó contra la fuerza y su abogada aseguró que es "un chivo expiatorio" para negar las fallas en el sistema de seguridad. Desde Gobernación aseguran que "actuaron correctamente"
El único detenido por el crimen del joven Santiago Urbani negó esta tarde todos los cargos en su contra, al ser indagado en la Fiscalía de Tigre y clamó su inocencia a los gritos, cuando personal policial lo subió a un móvil de traslado de presos.

Daniel Gálvez, conocido como "El Pájaro", fue indagado durante varias horas por el fiscal Cosme Iribarren, dependiente del Departamento Judicial de San Isidro, que investiga el asesinato del joven de 18 años.

"Soy inocente. Necesitan un detenido", dijo Gálvez a la salida de la fiscalía, mientras era subido a un vehículo policial, para ser trasladado a la DDI de San Isidro.

Gálvez, de 34 años, está sospechado de ser quien llevó el Chevrolet Corsa del joven asesinado a un descampado, donde finalmente el auto apareció incendiado.

"CHIVO EXPIATORIO"

En tanto, la abogada Mónica Chiribin, a cargo de la defensa de Gálvez, se mostró sorprendida por las acusaciones contra su representado y estimó que la Policía buscó a "un chivo expiatorio" para negar fallas en el sistema de seguridad en Tigre.

"Mi defendido es ajeno a este hecho y no creo que se lo pueda acusar. Estuvo detenido, tiene antecedentes, pero no tiene vinculación con lo que están buscando", señaló Chiribin.

Además, la letrada aclaró que su defendido "no fue detenido, sino aprehendido" y estimó que se podría tratar de un caso de "chivo expiatorio".

"Cuando digo que puede ser un chivo expiatorio es porque creo que se busca subsanar algo del operativo que no funcionó. No quiero hablar de zona liberada, porque quiero pensar que no existen", indicó.

ASEGURAN QUE LA POLICIA ACTUO CORRECTAMENTE

Un comunicado oficial de la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires emitido esta tarde aseguró que la Policía actuó "de manera correcta", tras la denuncia del robo del automóvil utilizado en el crimen del joven de Tigre.

La Auditoria General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad certificó que la denuncia del robo del vehículo Renault 18, utilizado en el asesinato de Santiago Urbani, "fue registrada en tiempo y forma por el personal de la Comisaría de Garín".

"Los efectivos recibieron una denuncia telefónica, tras lo cual se dispuso el envió de dos móviles policiales al domicilio de la denunciante", precisó.

El comunicado detalló que "con los datos aportados por la damnificada se emitió un alerta y pedido de secuestro del rodado a la Radioestación Zarate-Campana", para luego destacar que "el trabajo del personal policial se realizó de manera correcta".

Comentá la nota