Crimen de Beroiz: detienen a gremialista y a su chofer

Raúl Luna, ex secretario adjunto del sindicato de Camioneros de Rosario, y su chofer Mario López, fueron detenidos por estar sospechados de haber planificado el asesinado en 2007 del tesorero de la Federación Argentina de Camioneros, Abel Beroiz, considerado como uno de los hombres de mayor confianza del titular del gremio y actual secretario general de la CGT, Hugo Moyano.
Ambos fueron indagados por el juez de Instrucción penal de los Tribunales de esa ciudad, Osvaldo Barbero, quien dispuso que continúen detenidos debido a que se habría comprobado una serie de llamados telefónicos cruzados con otros implicados en la causa.

Luna está sospechado de estar vinculado en la participación ideológica del asesinado de Beroiz, y ya se presentó en cuatro oportunidades voluntariamente ante el juzgado para brindar testimonio. De acuerdo a sus manifestaciones, en un principio no habían existido elementos para imputarlo. En una entrevista con Crítica de la Argentina, el dirigente dejó en claro ser un hombre cercano al líder de la CGT, al mantener encedido el celular a la espera de "un llamado de Moyano".

Por su parte, López está sindicado como una de las personas que tomó la fotografía que utilizó el sicario Raúl Flores para matar a Beroiz. Ahora, uno y otro quedaron imputados por la planificación y la autoría intelectual del crimen.

En noviembre del año pasado, el juez Barbero procesó como coautores de homicidio calificado al confeso autor material, Raúl Oscar Flores; a Juan Carlos Dell' Arciprete, quien había sido desplazado del gremio por Beroiz; Alejandro Lázaro, de la filial San Lorenzo; y Julio Gerez, gestor de trámites por accidentes laborales quien contactó a Flores.

También como partícipes secundarios a dos tíos del homicida, Hugo Ricardo Bustos y Leandro Héctor Flores, quienes prestaban sus casas para realizar las reuniones donde se planificó el crimen. Y por último, Natalia del Percio, ex pareja de Flores, acusada de haber comprado electrodomésticos con el pago por el asesinato. Y ordenó el archivo de las actuaciones respecto de Luna y López al no estar imputados, pero continuó con la investigación de la causa hasta ahora.

LA CAUSA. Abel Beroiz, de 71 años, murió en la madrugada del 28 de noviembre del 2007 en el hospital de Emergencias "Clemente Álvarez" de Rosario, como consecuencia de tres balazos y siete puñaladas que recibió en la mañana del día anterior, cuando se aprestaba a retirar su automóvil, en el subsuelo del estacionamiento del automóvil Club Argentino, ubicado debajo de la céntrica plaza Montenegro.

Comentá la nota