Crespo: "La atención de las protestas será prioritaria".

El intendente de esta localidad, Alberto Crespo, tomó juramento ayer a los nuevos integrantes de su gabinete. No hay caras nuevas entre los funcionarios pero sí muchos cambios de roles.
El jefe comunal desestimó que los resultados en las últimas elecciones hubieran generado los cambios. "Encaramos esta segunda etapa con mucho optimismo", dijo Crespo. Y anunció la compra de vehículos para el área de servicios públicos, de tres motos para el área de tránsito y de camionetas, que se financiarán con los fondos de la ley 2615 que aprobó la extensión de los contratos petroleros.

"La economía de la Municipalidad está mala. No nos recibieron en Nación pero sí en provincia, tuvimos dos reuniones y coincidimos en que debemos trabajar para la comunidad en estos dos años que le quedan a ellos en la provincia y a nosotros en el municipio", dijo el intendente.

Aseguró que las protestas sociales disminuirán porque "tendrán una atención prioritaria en la Secretaría de Gobierno".

Desde la Jefatura de Gabinete, Oscar Claris afirmó que se realizarán controles de los trabajos a efectuar por los monotributistas, que es el grupo de mayor conflicto.

"Establecimos un monto máximo de facturación para quienes realizan obras, que lo da la ordenanza de contrataciones directas. En el caso de servicios veremos que el dinero le llegue a la gente y que se cumplan todos los trabajos comprometidos", dijo Claris, quien aseguró que disminuyó considerablemente el monto de dinero que se destinaba al pago de servicio a terceros.

El gabinete quedó constituido por Oscar Claris como Jefe de Gabinete a cargo de Obras y de Servicios Públicos; Fernando Quezada como secretario de Gobierno a cargo de Bienestar Social; Alejandro Torres Claro secretario de Producción y Turismo y Ana María Fiollarini secretaria de Hacienda.

Comentá la nota