Crese promete ordenar el servicio de higiene urbana en seis meses

Crese promete ordenar el servicio de higiene urbana en seis meses
Lo indicó su presidente, Eduardo García, quien pretende tener "una ciudad más limpia" desde agosto.
El presidente del directorio de Córdoba Recicla Sociedad del Estado (Crese), Eduardo García, aseguró ayer que el principal eje de trabajo de la futura empresa municipal de higiene de la ciudad de Córdoba –que reemplazará a Cliba– será "ordenar" un servicio de recolección y tratamiento de los residuos que se desordenó "en los últimos meses". Para concretar este fin, Crese se impuso un plazo de seis meses, es decir hasta el 31 de julio.

"Para que la ciudad esté más limpia necesitamos seis meses; después se discutirá cómo mejorar más la prestación", indicó.

El costo inicial del servicio que prestará Crese es de 14,5 millones de pesos, de los cuales siete millones se destinarán al pago de 1.274 sueldos de empleados. La Municipalidad deberá reunir esos fondos para costear la prestación y por eso ya se inició el expediente respectivo para efectuar la estimación presupuestaria para la contratación de Crese durante 11 meses de 2009 (febrero a diciembre).

García reconoció que si el municipio no paga "en tiempo y forma" la prestación de Crese, el sistema "se caerá por más eficiente que fuese", ya que no podrá afrontarse el pago de sueldos, la compra de insumos, los alquileres de vehículos y predios de operaciones, y el mantenimiento de máquinas, entre otros ítems.

"En casos de emergencia se analizará cómo recoger la basura pendiente y no se descarta el pago de horas extras; pero, si los empleados lanzan un paro, Crese tendrá los mismos problemas que sufre Cliba y en la ciudad se acumulará la basura", admitió.

También unos 14 millones invertirá Crese para la compra de 36 camiones compactadores, una barredora y dos camiones de patógenos. Parte de los recursos provendrán de la Nación y el resto de un crédito que el municipio pidió a un banco para constituir el capital empresarial inicial.

Desde el 1° de febrero, Crese tendrá una flota de 77 camiones: 36 comprados a las empresas Econovo y Scorza (cada uno cuesta 330 mil pesos), 16 alquilados a Cliba (10 modelo 2007 y 6 modelo 2000 a 2002), 9 cero kilómetro alquilados a Econovo y 16 usados (modelo 2004 a 2006) también alquilados a esta firma. El alquiler por cada camión costará entre 22 mil y 27 mil pesos al mes.

García quiere revertir un aspecto problemático del servicio actual: que la mayoría de los desechos que van a parar al predio del enterramiento sanitario de Potrero del Estado provengan de la recolección diaria de los camiones y no de los basurales.

Ponderó a Cliba por "colaborar" en la transición con Crese. "Nos ayuda en cómo liquidar sueldos, da instructivos técnicos para el manejo de máquinas y facilitará gasoil para operar en los 10 primeros días de febrero", dijo García. El 20 de enero, Crese se instalará en la base que Cliba tiene en Circunvalación y compartirá el lugar un breve tiempo.

Reunión clave. Hoy a las 11, el directorio de Crese se reunirá con el Sindicato Único de Recolectores de Basura de Córdoba (Surbac) en calle Roma 337 para informar detalles del funcionamiento de la empresa.

Mauricio Saillén, titular del gremio, señaló que pedirá la incorporación de un director obrero y un gerente obrero en el directorio de Crese, para "controlar mejor". García dijo que esto no será posible salvo que sea modificada la nueva ordenanza, que estipula que el directorio se conforma con un presidente y dos directores (técnico y administrativo). "Igual, se priorizará una alianza con el Surbac", remató.

Comentá la nota