Crese pedirá al municipio canon de $ 18 millones

En esta semana, las autoridades de la empresa se reúnen con el intendente Daniel Giacomino para pedirle un aumento de otro millón y medio en el monto que la ciudad paga por los servicios de recolección.

Antes de que finalice esta semana, los directivos de Córdoba Recicla Sociedad del Estado se reunirán con el Departamento Ejecutivo Municipal para presentarle un informe financiero.

El mismo, enteramente confeccionado ya, servirá para intentar convencer al intendente Daniel Giacomino, al secretario de Economía Miguel Pozzolo y al secretario de Ambiente Fernando Cámara que el canon actualmente abonado por el municipio a cambio de los servicios de la estatal, ya no alcanza para cubrir los gastos de la misma.

Concretamente, se solicitará que el monto mensual sea de 18 millones de pesos, es decir, 3,5 millones más que cuando Crese comenzó a operar, hace casi 8 meses.

No obstante, el canon inicial de 14,5 millones de pesos paso a 16 millones desde agosto, producto de la negociación que su presidente, Eduardo García, llevó adelante con éxito frente a las autoridades municipales a mediados de año.

De acuerdo a quienes administran las arcas de la empresa, la petición se fundamenta en un nuevo incremento en el costo insumos, cuotas de inversiones realizadas y salario de los empleados (gremio de camioneros acordaron aumento escalonado hasta fin de año).

No obstante, fuentes del Ejecutivo aseguraron que no se modificará el canon sino "hasta fin de año" (léase noviembre) como ya fue preacordado.

Radiografía oficial

Crese cumplió ayer por primera vez con el artículo de su estatuto que le obliga a presentar un informe trimestral de gestión, frente a las 11 juntas de participación ciudadana existentes.

El documento es una completa radiografía oficial de la empresa, es decir, una "foto" sacada por la propia gestión, encabezada por el socialista Eduardo García.

En el texto se asegura, entre otra gran cantidad de ítems, que "no hubo subsidios destinados a cubrir déficits operativos" y que, además del canon mensual, sólo fue adjudicataria de dos subsidios: uno de 14,8 millones de pesos para compra de camiones, y otro de 7,5 millones en concepto de adelanto para la puesta en marcha de las actividades en el primer mes (febrero de 2009).

De esa manera, responde indirectamente al segundo informe trimestral de los síndicos (abril-junio), que aseguraba que los ingresos por subsidios no habían sido reportados y que el déficit a junio era de 41,1 millones de pesos.

Además, en el informe se exponen otras cuestiones tendientes a mostrar fortalezas de gestión. Por ejemplo, entre las denominadas "medidas correctivas para reducción presupuestaria" se cuentan la reducción del 50% de las horas extras de los empelados a partir de julio, la eliminación del trabajo los días feriados, la reducción de 2 a 1 de los camiones desobstructores alquilados y la disminución de toneladas por servicios de limpieza de basurales a cielo abierto.

También en el sentido de ahorro, el documento recuerda el proyecto presentado por el diputado nacional Francisco Delich para la exención de IVA a la empresa, que se estima en más de $ 1,5 millón de pesos mensuales (aún no se trató en el Congreso y no tiene despacho de preferencia en la Cámara baja).

Personal y servicios

Se contabilizó que la cantidad de empleados es 1.358, de los cueles 1.133 realizan sus labores y cobran en el marco del convenio del Surbac (camioneros).

El promedio de tonelaje recogido (domiciliario, basurales y otros) es de 55,7 en el último trimestre. La empresa cubre un total de 1.012.440 cuadras que comprende el ejido municipal.

Comentá la nota