"No hay que creer todo lo que dice el gobierno"

El presidente del PJ santafesino y de ese bloque en el Senado provincial niega que quiera incendiar la gestión del Frente Progresista. Y asegura que, a pesar de la poda a la reforma tributaria, igual habrá fondos para obras.
Como una pelea de chicos, unos y otros se arrogan el lugar de la verdad y se acusan de mentirosos, sin conceder ni un poquito de razón al enemigo. Y de fondo, está aquel consejo de Goebbels a Hitler: "Miente, miente, que algo quedará". La duda en la política santafesina es cuál de las facciones en pugna –gobierno u oposición– está siguiendo aquella máxima de la propaganda nazi. Ambas se reprochan lo mismo.

En el gobernante Frente Progresista acusan al PJ de querer desfinanciar la provincia para llegar a 2011 con chances de recuperar la Casa Gris, y de evitar la aplicación de un sistema tributario más equitativo. La oposición retruca con que la gestión del FP es deficitaria porque gastó mucho y mal.

Luego del veto parcial que Hermes Binner aplicó al presupuesto –sancionado de acuerdo a la mayoría justicialista en el Senado provincial– el PJ dijo que esa decisión perjudica el envío de recursos a los municipios, y que el Ejecutivo pretende endeudarse sin límites. El presidente del Partido Justicialista de Santa Fe, y jefe del bloque peronista en el Senado, Ricardo Spinozzi, refracta la teoría del boicot: "Son excusas de los magros resultados de esta gestión. El gobernador puede contar con nosotros, pero para eso debe buscar el consenso", dijo.

—¿La oposición tiene responsabilidad de gobierno?

—Sí, pero no queremos co-gobernar, sino defender el interés de la gente, que así como eligió a Binner, también en 13 de 19 departamentos eligió a senadores de otro partido. El gobernador podría llamarme, charlar para ver qué podemos hacer juntos, pero nunca tuve esa posibilidad. Debería buscar el diálogo, el consenso.

—¿Qué proyectos presentó el PJ para mejorar la tarea del Ejecutivo, además de rechazarle sus iniciativas en el Senado?

—En el primer año enviamos diez puntos con propuestas que podrían ayudar. Siempre presentamos proyectos: en la relación con municipios y comunas, sobre los recursos, la coparticipación, muchos trabajos sobre uso de suelo, de la basura. Obviamente, en obra pública, el gobierno intentó por su lado su Plan Estratégico, aunque los senadores sabemos bien qué necesita cada departamento. En el mío, General López, hace falta agua potable, gas natural y transformar la ruta 33 en autovía. Algunos dependen de fondos nacionales, pero en todos los temas aportamos propuestas.

—Son proyectos que están en ese plan, como los hospitales regionales, 80 centros de salud, escuelas y 12 acueductos. ¿Qué opina?

—Planificar y priorizar está muy bien, pero cuando vi el rediseño del plan de acueductos y que para el de General López no habrá novedades en los próximos veinte años, no quedé contento. Hicieron carteles que mostraban maquetas de ocho hospitales y en cuanto al Regional de Venado Tuerto no pusieron ni una palada de tierra.

—Según el gobierno, ese hospital está licitado, no en ejecución.

—No hay nada aún. Empiezo a pensar que lo empezará este gobierno pero lo terminará otro.

—Pero sin plata no se puede.

—¿Cómo sabés que no hay?

—Por los datos oficiales que publica el gobierno, y que muestran que desde 2007 la provincia está en déficit creciente.

—El déficit que anunció (el ministro de Economía, Ángel) Sciara de más de 1.000 millones de pesos para este año fue menos de la mitad. Termina el año con más de mil millones que no incorporó al presupuesto 2010, y con eso alcanza como para 12 hospitales. Ojo con los datos que suministra el gobierno. No le restamos recursos. Ahora aumentarán el impuesto inmobiliario urbano y rural, patentes, sellos y algunas alícuotas de ingresos brutos.

—¿Por qué no quisieron que la industria y la construcción paguen Ingresos Brutos?

—Para respetar los acuerdos que la Provincia tiene con la Nación y que no pueden violarse porque traería consecuencias con los fondos que la Nación debe girar. Además, si la economía mejora en 2010, el gobierno recaudará más por ingresos brutos. Hay que respetar la Constitución, los acuerdos, y decir la verdad.

—¿Por qué entonces su partido sí acompañó reformas tributarias en Córdoba que superaron los pactos fiscales?

—Yo soy legislador de Santa Fe. Y quiero que mi provincia tenga ventajas comparativas. A Venado Tuerto llegaron dos empresas que estaban en Córdoba, seguramente porque les resultó más atractivo aquí, y generó puestos de trabajo.

—Santa Fe no ha gozado de una explosión de inversiones por no cobrar ingresos brutos.

—Pero es el camino para ser una provincia atractiva para la radicación de inversiones.

—¿Cómo mejorar entonces la recaudación genuina de la provincia, cuando la mayor parte depende de la Nación, y si no quieren cambiar la base imponible de ingresos brutos, que es el principal de los ingresos propios?

—El gobernador cuenta con nosotros para reclamar a la Nación los enormes fondos que le corresponden a Santa Fe.

—Acusan que se derrochó en cargos políticos, pero el Ejecutivo informó que el 77% de los 2.700 cargos para 2010 serían docentes, policías y profesionales de Salud.

—El gobierno gasta mal. Hay actualmente 9.235 cargos vacantes y sin embargo piden 3.000 cargos nuevos. Igual, nunca nos negaremos a nombrar personal en educación, seguridad y salud.

—El gremialismo estatal ya les apunta como co-responsables si no habrá aumento salarial.

—Los sueldos los fija el Ejecutivo.

—Pero los recursos los autoriza la Legislatura. ¿Y si no alcanzan, como dice Sciara?

—No hay que creer todo lo que dice Sciara. Alcanzaron antes, y también alcanzarán ahora.

Comentá la nota