Creen que la Provincia se quiere quedar con la caja de los carnés

Lo manifestó Martín Aspitia, del directorio del Edecom, al referirse al nuevo sistema de scoring que rige en las rutas. Para la Municipalidad, las licencias de conducir representan ingresos de $ 840.000 anuales
A pocos días de la entrada en vigencia del sistema de carné por puntos en toda Córdoba, nuevamente hay cortocircuitos entre las áreas de tránsito municipal y de seguridad vial de la Provincia.

Martín Aspitia, directivo del Edecom piensa que, detrás del nuevo sistema, el Gobierno provincial quiere quedarse con el negocio de los carnés plásticos. Hasta ahora, la elaboración de las tarjetas está a cargo de los municipios, pero no se descarta que en el futuro la emisión de licencias quede centralizada, con lo cual todos los plásticos serían

confeccionados por la Provincia.

Por su parte, desde el Gobierno insistieron en que los municipios no tienen participación en los controles del nuevo sistema.

"La Provincia quiere ser única proveedora del plástico y del sistema con que se hacen los carnés", opinó ayer Martín Aspitia, directivo del Edecom. Las declaraciones del funcionario se dieron a poco de la entrada en vigencia del scoring, en el marco de un plan que prevé la unificación del control de tránsito en toda la provincia.

Las licencias de conducir representan para la Municipalidad de Río Cuarto un movimiento de dinero de alrededor de $ 840.000 al año. En promedio, es un ingreso de $ 70.000 por mes. Pero en lo que va de enero, ya representó $ 96.000.

Reforzando el concepto, Aspitia explicó que hoy en día las municipalidades pueden celebrar libremente convenios con empresas que los prevean del material de las tarjetas y de los sistemas de impresión. Pero dijo que tras el esquema del carné por puntos, la administración provincial quiere acaparar para sí ese negocio.

La sospecha quedó flotando en el aire, en momentos en que -de la mano del scoring- avanza la implementación de un plan de seguridad vial en Córdoba.

Javier Sosa, coordinador del Ministerio de Gobierno de la Provincia y asesor en materia de seguridad vial, explicó que la participación de los municipios en el nuevo sistema es mínima, y que los controles y descuentos de puntaje sólo los puede efectuar la PolProxy-Connection: keep-alive Cache-Control: max-age=0 ía Caminera.

Quieren centralizar

Consultado sobre la implementación del scoring en los municipios, Sosa explicó que el sistema forma parte de un plan integral que avanzará por etapas y que todos los municipios lo tendrán en el futuro.

El funcionario dijo que es necesario ordenar el caótico esquema de la emisión de licencias, que tenderá a la unificación en manos de la Provincia. En este sentido, Sosa explicó que Argentina es uno de los pocos países en que el otorgamiento de los permisos no está cetralizado.

Sólo dentro de la Provincia de Córdoba, hay 350 municipios que emiten licencias de conducir según datos oficiales.

Sosa indicó además que dicha cuestión está fuera del plan provincial de carné por puntos, del cual su área es responsable.

Sin los municipios

En la jornada de ayer, fueron publicadas versiones periodísticas en el sentido de que los municipios deberían aplicar el sistema de licencias de conducir con puntaje después de mediados de año.

Acerca de estas versiones, Sosa indicó que la puesta en marcha de sistemas de puntaje "la decidirá cada municipio en base a su autonomía". Y dejó en claro que no hay plazos ni obligaciones que los municipios deban cumplir.

De acuerdo a lo que explicó el funcionario provincial, la iniciativa del carné por puntos no incluye para nada la participación de las comunas en el trabajo de control, cómputo y procesamiento de las multas.

Comunas desinformadas

Lo cierto es que las autoridades de las ciudades más importantes de Córdoba tampoco tienen en claro cuál es su rol dentro del nuevo esquema. Ni siquiera saben que el carné por puntos no tendrá efecto dentro de las áreas urbanas. La falta de notificación oficial a los municipios ya había sido noticia en PUNTAL días pasados, y la situación fue confirmada ayer por Martín Aspitia, miembro del directorio del Edecom, quien se quejó de que la Provincia no envió datos sobre cómo opera el descuento de puntos. Aspitia argumentó que, ya que los municipios colaboran con la Provincia -efectivizan la quita al renovar los carnés-, deberían haber sido mejor informados al respecto.

Scoring: para aplicarlo, habrá que cambiar dos ordenanzas

Desde el Edecom advirtieron que para implementar el carné por puntos en la ciudad habrá que modificar las ordenanzas de tránsito y hacer varias adaptaciones sobre el sistema provincial. Desde el organismo habían adelantado que darán apoyo al proyecto de scoring que impulsa el concejal Guillermo Natali a nivel local.

"Habrá que introducir varias modificaciones al Código de Tránsito y a la ordenanza de adhesión a la Ley Provincial de Tránsito", indicó Martín Aspitia, directivo del Ente.

Si bien aseguró que Río Cuarto está en condiciones de empezar a aplicar el scoring,

Aspitia reconoció que requerirá de una fuerte tarea de capacitación al personal y a los inspectores en particular.

En este sentido, el funcionario señaló que habrá que formar a "inspectores, fiscales y jueces de faltas".

Por otro lado, Aspitia aseguró que "lo único que cambiaría es el descuento de puntos".

Y, consultado acerca de si las cámaras para multas fotográficas serían de utilidad con el scoring, el directivo del Edecom puntualizó que será materia de análisis, ya que habría que determinar si la sanción le cabe al conductor o al vechículo.

Desde la Provincia indicaron que el sistema sólo sanciona al conductor, y que para implementar el sistema no se pueden enviar las multas a los domicilios, sino que deben ser entregadas en el momento de la infracción.

Javier Sosa, asesor del Gobierno provincial en seguridad vial, indicó que no será fácil aplicar el sistema para los municipios. En este sentido, indicó que el 90% aplica la multa sobre los coches y no a quienes los manejan.

"Hay que replantear el control del tránsito urbano", finalizó Sosa

Comentá la nota