Creen que para fin de año estaría construido el Jardín de Gardey.

Ayer hubo muestras de emoción en Sarmiento e Yrigoyen. La consejera Mery Fuentes elogio la gestión del director de Cultura y Educación bonaerense, Mario Oporto.
En un clima de algarabía contenida durante más de 30 años, ayer la cooperadora del Jardín Nº 908 festejó junto a autoridades locales el anuncio del Ejecutivo provincial en torno al flamante edificio educativo que se levantará en la localidad de Gardey,

Mediante una conferencia de prensa realizada en la sede de Sarmiento e Yrigoyen, el Consejo Escolar ratificó la primicia de este diario, y hasta pronosticaron que para fin del corriente año podría estar terminada la obra.

La consejera Mery Fuentes pidió “disculpas por la emoción” para brindar su testimonio al programa “Cada Mañana”, de AM 1560 Tandil.

La noticia la tocó muy de cerca en su historia personal y profesional. “Este –la Educación Inicial- fue mi primer trabajo tras la Universidad, mi familia estuvo en Gardey y tiene un significado especial para mí”, admitió la funcionaria radical.

Más tarde dijo que “es el logro de un trabajo que llevó mucho tiempo, el reemplazo del edificio para una comunidad que viene reclamando desde 1972, cuando había 14 alumnos. Actualmente el Jardín tiene 60 niños, y tres salas con un cuerpo de docentes”, narró la entrevistada.

Cabe aclarar que el actual inmueble del Jardín Nº 908 fue cedido por el Club Racing. El llamado a licitación nacional –añadió Fuentes- “destaca la gestión política del director general de Cultura y Educación, Mario Oporto, quien prometió 1.000 jardines nuevos en la provincia”.

Ahondó en los elogios a la administración de Daniel Scioli al expresar que “esta decisión política nos favoreció a todos”.

Luego reiteró que el venidero 25 de febrero se abrirán los sobres de la licitación. El establecimiento se edificará con un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo, en tanto se espera un proceso administrativo de rigor antes de iniciar la ejecución.

Se prevé que la construcción se prolongará por unos 180 días, con lo que “probablemente para fin de año estaría terminado”, siguió Fuentes.

Otro dato saliente se constituye en la cláusula del contrato que obliga a la firma adjudicataria a contratar mano de obra local. Una buena nueva extra que sumará ocupación laboral en medio de una crisis económica profunda.

Comentá la nota