Creen que la nueva red resolvió anegamientos

El gobierno provincial aseguró que los trabajos ejecutados por la Unidad Central de Administración de Programas (UCAP), para la nueva red de desagües pluviales y drenajes urbanos y barriales en la ciudad de Formosa, permitieron resolver antiguos problemas de anegamiento que generaban inconvenientes y causaban severos daños materiales a los vecinos.
Las últimas lluvias permitieron comprobar la efectividad del sistema ya que a poco de producirse el drenaje era casi espontáneo tanto en la zona del microcentro y centro de esta capital cuanto en populosas barriadas que ahora ven en funcionamiento una obra que solamente pudo ser apreciada durante su ejecución ya que todas ellas son subterráneas.

Los trabajos demandaron una inversión cercana a los 46 millones de pesos y vienen a resolver una situación que había generado quejas y reclamos perseverantes de la ciudadanía que halló eco en la gestión del gobernador Gildo Insfrán quien tomó la decisión política de que se realizasen las obras, según las referencias de los responsables de la obra.

A la labor en los sectores periféricos se le incorpora la ciudad con la rehabilitación del drenaje urbano de la zona centro que comprende los barrios Independencia, Don Bosco y San Martín.

Desde la UCAP se aludió que los trabajos ejecutados para el desarrollo de los desagües pluviales en el sector céntrico, se trata de una obra envidiable para cualquier ciudad capital de otras provincias, no solamente por el grado de inversión y de complejidad sino por el efecto final, que es la incorporación de grandes conductos principales que hacen a la infraestructura importante de la capital formoseña y a la solución de problemas en los días de lluvia.

Es que después de lluvias como las que se han registrado se puede comprobar que en esquinas en las cuales se producían grandes anegamientos de sus bocacalles, con hasta 70 centímetros de agua en determinados lugares, se puede transitar con normalidad apenas algunos minutos después de las precipitaciones.

Entre los sectores críticos que antes existían y ahora fueron resueltos, se recordó las intersecciones de Eva Perón y José María Uriburu; Eva Perón y España; Belgrano y Uriburu; Maipú y 9 de Julio; Pringles y Julio A. Roca; Maipú y Sarmiento; Uriburu y Mitre y Fontana y Uriburu, entre otras.

Se evocó las importantes precipitaciones ocurridas durante el llamado fenómeno del Niño en el primer semestre del año 1998, más precisamente los días 13 y 14 de abril específicamente, cuando inhabilitaron y destruyeron parte del sistema existente de drenaje en los sectores ahora tratados.

Aquella fue la mayor tormenta observada en el período de análisis de la serie de precipitaciones diarias de 1967-2000 para las estaciones pluviométricas de Formosa, Puente Uriburu y San Antonio, donde la media aritmética entre las estaciones mencionadas arrojó un valor de 252 milímetros para un período de 72 horas.

En el caso especifico de las obras de la zona céntrica de esta ciudad, y como efecto valioso en lo laboral, durante todos los meses de ejecución ocuparon a 130 operarios en forma directa y otra cantidad igual en forma indirecta igual.

Comentá la nota