Creen que Moyano será muy suave

Varios sindicalistas temen que el camionero acepte adherir a una pauta moderada que se defina desde el Gobierno
Los dirigentes sindicales "saltaron por los aires", graficó uno de ellos, con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que informaron una inflación de 7,7% para 2009.

Es cierto que el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, dijo que los gremios "tienen su Indec propio" y que la inflación "es un índice más que tendremos que enfrentar". Pero el valor oficial es para los dirigentes indicativo de que el próximo piso salarial fijado por el Gobierno "será bajo" y de que Moyano -dicen sus detractores- aceptará las órdenes de la Casa Rosada.

Desconfiados con el conformismo que rigió la política del sindicalista con el Gobierno, los rivales de Moyano que se fueron de la CGT, como "los Gordos", los independientes y los sindicatos que responden al gastronómico Luis Barrionuevo reclamarán "no menos del 20 por ciento" para las próximas paritarias, muchas de las cuales comienzan en junio.

"Moyano no tiene problemas porque el mínimo de los camioneros no es menor que 4000 pesos y tiene un gremio financiado por los subsidios que le da el Gobierno", se quejó Barrionuevo a LA NACION. El gastronómico consiguió incrementos en 2009 de entre el 25 y el 30 por ciento.

El camionero obtuvo en 2009 un 19,5% promedio de aumento para las distintas ramas de su gremio, pero estaría dispuesto a "acotar" su reclamo en 2010.

"Salario a la baja"

También desde la Federación de Empleados de Comercio que conduce Armando Cavalieri se puso el grito en el cielo por los privilegios con Moyano y "la intención oficial de tirar el salario a la baja, con datos del Indec mentirosos", dijo una fuente del gremio. Los mercantiles recibirán $700 no remunerativos adicionales a sus actuales salarios, entre este mes y abril próximo, según lo dispusieron las cámaras empresariales y el sindicato. Recién para mayo se reiniciará la discusión paritaria.

Como fuere, "los Gordos" le pidieron informalmente a Moyano que no se dejara presionar por el Gobierno, que no ubicara a su sindicato como referencia salarial (pediría un 15%) y que la negociación se hiciera gremio por gremio, según contó a LA NACION un dirigente del sector.

Para colmo, se quejan muchos sindicatos de que "a las cifras que consigue Moyano, él suma los acuerdos conseguidos de antemano con las federaciones patronales de su sector, obtiene más plata y jode al resto", graficó un dirigente.

Como contrapartida, los aliados del jefe de la CGT despotricaron contra los antimoyanistas que se quejan de que el salario de los camioneros funcionó, a pedido de la Casa Rosada, como techo de las negociaciones del resto de los sindicatos con los empresarios. "Nunca hubo presión del Gobierno", defendió ante LA NACION el secretario gremial de la CGT y dirigente taxista, Jorge Viviani. "Nadie estuvo limitado por Moyano, eso es una estupidez", y agregó que su gremio consiguió "con sumas fijas, un 21 por ciento que llegará hasta agosto próximo".

Sin adelantos

En el caso de Dragado y Balizamiento, otro gremio aliado de Moyano, ocurrió lo mismo: con un sueldo promedio de 6000 pesos, "obtuvimos en junio y diciembre últimos aumentos del 23 por ciento", dijo Juan Carlos Schmid.

El secretario general del Sindicato Argentino de Televisión (SAT), Horacio Arreceygor, dijo que el acuerdo salarial de 2009 fue entre el 18 y el 22%, que la última paritaria la firmaron en octubre pasado para los canales de aire, y que en julio próximo discutirán las condiciones en los canales de cable. Moyanista y elegido por tercera vez al frente del gremio, Arreceygor se niega a adelantar expectativas inflacionarias para 2010, aunque admitió que no parece menor al 18%, aunque el Indec diga lo contrario", dijo.

La UOM (metalúrgicos) consiguió un aumento escalonado del 21,6% desde octubre, mientras que Smata (mecánicos) terminó de negociar un 22% de aumento y espera cerrar entre un 25 y un 27% en terminales y autopartes. El convenio de los mecánicos se discutirá en junio.

Muchos gremios reinician la discusión salarial recién a mitad de año porque, a los aumentos conseguidos, se les sumaron bonificaciones de fin de año. Uno de los beneficiados fue la Uocra (construcción), que sumó un pago de $ 500 adicionales de las empresas privadas, que abarcó a 80.000 de sus 120.000 afiliados. El Estado, que financia obras públicas, no hizo ningún aporte adicional.

La Uocra discutirá en marzo nuevamente su salario. Los camioneros lo harán a mitad de año.

Pero a los datos del Indec y al deseo oficial de fijar una pauta que no supere el 15%, se suma como obstáculo para los sindicatos privados el inicio de las paritarias de la administración pública (estatales, provinciales y municipales) y de los docentes.

En el caso de los maestros, deberían ser los primeros en firmar antes del inicio de clases en marzo. El Ministerio de Educación de la Nación decidió que "dará aumentos" como lo viene haciendo desde 2003, dijo una fuente a LA NACION. Sin embargo, hubo largos conflictos en 2009, al igual que con los estatales, y el promedio salarial fue del 15% escalonado. Muchos sindicalistas creen que ése será el índice que ahora querrá llevar el Gobierno como valor testigo para las discusiones.

Comentá la nota