"Se creemos que la economía depende en un 100 por ciento del sector metalúrgico, vamos a estar en problemas"

El secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, consideró que si bien la sanción de la ley de fomento a la industria electrónica permitirá una recuperación paulatina del sector, para lograr un verdadero desarrollo de Tierra del Fuego se debe avanzar en nuevos ejes económicos que promuevan la producción primaria, sobre todo la vinculada a los recursos naturales.
En ese sentido, Delamata consideró que "llegó el momento que en Tierra del Fuego nos demos cuenta que la única salida no pasa por la industria electropartista o electromecánica sino que esto debe ser, económicamente hablando, una de las líneas de producción dentro de otros ejes que se deben desarrollar a través de la política provincial", remarcando que cuando se produce una caída de la producción electrónica "toda la política provincial se ve resquebrajada".

"De manera que es el momento de acompasar este crecimiento en la industria electrónica con un importante sustitución de importaciones de materias primas que hacen a la producción primaria, porque si creemos que la economía depende en un 100 por ciento del sector metalúrgico vamos a estar en problemas", insistió.

Por ello, el Secretario de Promoción Económica y Fiscal sostuvo que se debe impulsar el desarrollo de "un eje vinculado a la producción primaria a partir de los recursos naturales con los que cuenta de la Provincia, y solamente a partir de la producción de esos recursos podremos incrementar de manera genuina una mano de obra que no dependa de Nación, como lo pueden ser el petróleo; la pesca de altura u otros recursos. Ese es el verdadero desafío de la Provincia: hacer de la producción primaria una verdadera relación que nos lleve a trazar varios ejes para la que economía se vea compensada, y no pueda ser desbalanceada rápidamente teniendo un sólo eje como cuerpo motor".

Consultado respecto a las gestiones que se vienen llevando adelante junto a la Secretaría de Industria de la Nación tras la sanción de la ley, Delamata detalló que "nos quedan dos facetas bien marcadas en adelante: primero debemos aguardar la promulgación de la ley, y de ahí en más existe una cuestión bastante interesante que tiene que ver con la ayuda que nos puede dar para viabilizar los proyectos que existen la Secretaría de Industria, y sustanciar así los beneficios de la ley".

"A partir de la ley, se abre la posibilidad de realizar nuevos productos, así como el sustituir productos que actualmente se están produciendo, pero para esto es necesario un acompañamiento eficiente de la Secretaría de Industria, para que estos tiempos no demoren el proceso y debamos seguir acompañando la importación, dado que el Gobierno nacional ha aportado tanto en esto para revertir esto precisamente y que haya un crecimiento de la industria nacional, por lo que es de vital importancia dar rápidamente el paso hacia la sustitución de importaciones, de manera de poder fortalecer esta idea", opinó.

Restando importancia a los anuncios "sin sustento" que dan cuenta de futuras inversiones, el funcionario hizo hincapié en que la recuperación de la industria electrónica deberá atravesar "un proceso que será paulatino; ya sea en cuanto al aumento de la producción como a la demanda de mano de obra", recordando que actualmente "existen 1.500 personas que antes de la crisis estaban trabajando en el sector".

"No hay un mensaje desalentador pero sí realista, porque la ley es una salida a un modelo de economía que giraba en torno a tres productos, como los equipos de aire acondicionado, microondas y televisores. La ley absorberá una cierta oferta de puestos de trabajo, pero esa oferta tiene que ver con muchos de los puestos de trabajo caídos a partir de la crisis, por lo que en el mejor de los casos se avizora en el corto plazo que se pueda cubrir esos puestos. Esto trae un sesgo de realidad a la situación que se da actualmente, en la que se escucha hablar de futuras inversiones; cómo se van a radicar, y lo cierto es que en esto se debe ser muy cauteloso y no hay que trabajar con supuestos que no tienen mucho sustento, generando expectativas en personas que han perdido sus trabajos por anuncios inciertos", concluyó.

Comentá la nota