Créditos para tecnología en la industria forestal

El gobierno provincial anunció ayer que el Consejo Federal de Inversiones destinó un total de 4.500.000 pesos para una línea de créditos dirigida al sector foresto industrial. Es para que los utilicen en la adquisición de tecnología para esta actividad.
Así lo anunció ayer el ministro de Desarrollo Económico, Julio César Loutaif, durante una reunión con representantes de este sector.

Según informó el Gobierno, Loutaif detalló que el crédito estará destinado a recuperar el capital de trabajo y para adquirir nuevas tecnologías.

Se indicó que el ministro acordó junto al secretario general del Consejo Federal de Inversiones, Juan José Cíasera, las condiciones para una línea de crédito destinada a los empresarios madereros de la provincia.

Loutaif precisó que los créditos se otorgarán con un interés del 11% anual, que será subsidiado en dos puntos por el gobierno provincial, es decir que el beneficiario del crédito pagará un interés anual del 9%.

Además, contarán con dos años de gracia para poder pagarlos, y el periodo de devolución será de hasta siete años.

Pero la línea de crédito aún no está disponible para que los fondos lleguen a los madereros, dado que aún debe firmarse el respectivo convenio con el Consejo Federal de Inversiones.

El ministro de Desarrollo Económico indicó que este convenio se firmará en las próximas semanas.

Pedidos del sector

"Las gestiones están orientadas a dar respuestas a los pedidos de los productores de este sector tan importante para la economía de Salta", añadió.

Esta ayuda, y otras que la Nación envió a través del Ministerio de Trabajo de la provincia, para otorgar subsidios a los empleados de las madereras, fueron insistentemente solicitadas por los madereros luego de que su actividad se viera afectada por la medida cautelar de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que en diciembre del año pasado suspendió la tala y los desmontes en los departamentos San Martín, Orán, Rivadavia y Santa Victoria.

Aunque en agosto pasado este tribunal autorizó la continuidad de los aprovechamientos forestales, los empresarios madereros insistieron en que ya habían sufrido un perjuicio económico importante. En todo ese tiempo de resistencia a la orden de la Corte Suprema, el ministro Loutaif acompañó los reclamos de los representantes de quienes explotan los recursos forestales de la provincia. La Corte suspendió los desmontes y la tala en el marco de un amparo presentado por comunidades originarias y campesinos criollos que se oponen a la continuidad de estas actividades por entender que les están provocando un perjuicio que pone en riesgo su supervivencia.

Comentá la nota