Créditos hipotecarios provinciales para quienes ya tengan terreno

Se financiarán con recursos del Fonavi. Serán a tasa fija y las cuotas oscilarán entre los 600 y mil pesos. Se habilitará un anticipo y según el nivel de ejecución, se liberará el resto.
A partir de junio, la Dirección Provincial de Viviendas extenderá a toda la provincia los alcances de un programa de créditos hipotecarios que hasta ahora tenía aplicación restringida. Se trata de la línea de créditos con Garantía Hipotecaria a Propietarios de Terrenos, que hasta el momento beneficiaba a menos de cincuenta familias sólo de Santa Fe y Rosario.

"Es un programa que ya existía y que pretendemos mejorar y ampliar", resumió a El Litoral la directora de Viviendas de la provincia, Alicia Pino. Los préstamos se financiarán con recursos del Fondo Nacional de Viviendas (Fonavi).

"Este es el fondo tradicional que recibe la Dirección Provincial de Viviendas; se trata de un fondo coparticipable que en realidad llega a todas las provincias y que sale de un porcentaje del impuesto al combustible", explicó Pino. La funcionaria aclaró que no son los fondos federales que se destinan a los planes nacionales de viviendas o al plan plurianual. "Estos son recursos que se coparticipan directamente a la provincia. Es un ahorro presupuestario que venía en la Dirección desde años anteriores y que este año lo hemos destinado para este programa", precisó.

Características

Los créditos se otorgarán para la construcción de la primera vivienda. Los interesados deberán tener el terreno, que se hipotecará, y el grupo familiar o de "convivientes" deberá acreditar un ingreso mensual mínimo de 3.500 pesos.

"Los prototipos que estamos trabajando están contemplando el pago de dirección y mano de obra, y estimamos que los montos a otorgar estarían entre los 90 y cien mil pesos. Los créditos van a poder ser totales o parciales, y estamos pensando en la devolución con cuotas de entre 600 y mil pesos", adelantó Alicia Pino.

Según explicó, están trabajando en la ingeniería "comercial y financiera" para poder conceder los préstamos a tasa fija.

La funcionaria evitó precisar qué monto total destinará la repartición a estos créditos. "Lo determinaremos sobre la base de la ejecución presupuestaria que tengamos hasta ahora. De todos modos, estamos tratando de que tenga una escala mucho mayor a la que tenía el programa hasta ahora", comentó. Sólo como indicio, dijo que el monto total de Fonavi es de 50 millones de pesos anuales.

Además de la devolución del dinero, también se exigirá y verificará como contraprestación la real ejecución de la obra. "Se va a liberar un anticipo del préstamo, y habrá una inspección pensada desde la propia Dirección, que ya está financiada en el monto otorgado. Lo que vamos a hacer -dijo Pino- es el monitoreo de las etapas de certificación al treinta por ciento de la ejecución de la obra, y estamos evaluando en cuántas etapas más se va a liberar el dinero. Pero será en la medida en que se compruebe que la obra va avanzando" .

Fuerte demanda

La funcionaria dijo que la pretensión es apuntar con este programa a un sector social "con cierta capacidad de ahorro y de pago". Aclaró que no tienen relevadas cuántas familias se encuentran en esta situación, pero admitió que hay una gran expectativa generada en torno de los préstamos.

"Desde el año pasado estamos buscando contrapartes de bancos y estrategias mixtas entre financiamientos bancarios y del Estado. Pero el escenario financiero en general no ha dado factibilidades en general para poder armar un programa de este tipo. Y lo que hemos notado es una demanda muy fuerte en la Dirección a través de notas y reuniones, de quienes quieren acceder a un crédito hipotecario. Incluso, muchos municipios nos pedían que esta línea de créditos se ampliara", contó.

La funcionaria confió en que una vez abierto el registro de interesados en estos créditos, la repartición podrá tener "una visualización" de qué escala tiene esta demanda. "Tenemos una gran presión mediante notas, pero no habíamos abierto todavía una inscripción porque no teníamos un producto que ofrecer. Ahora, la idea es empezar a tener un registro más sistematizado y que seguramente nos va a dar pautas para mejorar el propio programa en los próximos años". Al respecto, reveló que "la idea es que el programa en el futuro sea mixto, y que el financiamiento del mercado de los bancos pueda ser complemento para brindar la mayor cantidad de soluciones posibles". "Hay que sumar propuestas de todos los sectores -sostuvo-. Lo que es cierto es que el acceso a la vivienda es muy difícil para un sector muy amplio de la sociedad, tanto para las clases vulnerables como con empleo. Hay que ser creativos para buscar distintas líneas y ofrecer posibilidades", insistió.

Comentá la nota