Créditos: cada vez más familias se atrasan en el pago de cuotas

Sube la morosidad en los préstamos para el consumo que van de 5 a 10 mil pesos.
La crisis está pegando cada día un poco más duro en los bolsillos de los deudores. Y se traduce en que crece la cantidad de créditos que no se pagan al día del vencimiento de la cuota. Lo admite el propio Banco Central, en su último informe sobre bancos.

La entidad que preside Martín Redrado reconoció en ese documento que "continúa creciendo la irregularidad de las financiaciones al consumo de las familias".

Se trata, ni más ni menos, que de uno de los pilares que financió el fuerte crecimiento del consumo en los últimos años: préstamos por bajos montos con cuotas fijas pero a una tasa de interés muy alta.

Un ejemplo que pone el propio Banco Central: en el segmento de créditos que van de los 5.000 a los 10.000 pesos es donde aparecen las mayores dificultades de los deudores para tener las cuotas al día. No es un dato menor. Este conjunto representa el 23,6% del total de los créditos a las familias. En este tramo, la morosidad saltó en un año del 3,5% al 6,2%.

El informe señala además que dentro de los morosos sobresalen los créditos que fueron otorgados en los últimos años a clientes que recién se incorporan al sistema financiero.

Vale aclarar que en las dificultades de pago no impacta la suba de las tasas de interés (la mayoría son créditos a tasa fija) sino la inflación (los gastos para el "día a día" son cada vez mayores y dejan menos resto en el bolsillo) y la pérdida del empleo, una situación que todavía se mantiene latente en el sector de trabajadores en blanco y sindicalizado, pero que cobra mayor fuerza entre los trabajadores informales, que igual lograron ser "sujetos de crédito" mientas soplaba el viento de cola en la actividad económica.

Comentá la nota