Sin crédito, los empresarios argentinos pagan hasta 4% por traer sus dólares de Suiza

Ahora los empresarios luchan por traer sus dólares de Europa. Necesitados de dólares, prefieren pagar una tasa de 4% y evitar exponerse a los atentos sabuesos del blanqueo
Impulsados por el estrangulamiento de la oferta del crédito en el mercado financiero doméstico y las tasas derivadas de una generosa muestra de conservadurismo financiero por parte de las entidades bancarias, empresarios y ahorristas se han visto obligados a traer los argendólares que tenían depositados en Suiza y otras plazas del exterior como Luxemburgo, Bélgica, Austria, Liechstenstein y Andorra. Se trata de considerables sumas que vienen a poner remedio en la urgencia de costear sueldos a fin de mes, cancelar deudas y especular con la devalua... con el "crawling peg" a manos del Banco Central.

En la city, ayer se pagaba hasta 4% de comisión, por traer el dinero depositado en las cuentas del exterior mientras que prácticamente era gratuita la posibilidad de sacar dinero del país. Por cada u$s 1.000 que viajaban non-stop desde los mismísimos Alpes de la vaquita violeta, había que pagar u$s 40 para poder disponer de ellos en la Reina del Plata. El viaje inverso era "free". "Resulta un costo muy alto, pero la alternativa es esperar y muchos de los interesados no pueden hacerlo ya que tienen urgencias que cubrir", señaló el jefe de una mesa de dinero.

Según fuentes de mercado, el costo para ingresar recursos tiene que ver con el interés manifiesto que desde hace algunas semanas se ha evidenciado en empresas y ahorristas de repatriar sus ahorros.

Con el mercado de crédito exangüe, cada vez son menos las líneas de crédito accesibles que los bancos ofrecen a empresas y particulares. Esto resulta más flexible en los bancos públicos, cuyas tasas son menores y los plazos más largos. Sin embargo, en la city señalan que esas líneas crediticias son difíciles de conseguir. "Los créditos de bancos públicos cuestan la mitad pero para obtenerlas hay que esperarlas el doble de tiempo".

Hoy el stock de préstamos al sector privado por parte de las entidades financieras es de $ 131.534 millones, un 14% de lo que era en 2008. Según el Banco Central, la tasa de interés promedio a la que prestan las entidades bancarias a empresas de primera línea y a 30 días de plazo ronda el 20% anual. Esta tasa, que llegó a ser de 27% a comienzos de 2009, resulta poco atractiva para los empresarios, que prefieren utilizar las "reservas" depositadas en el exterior.

Si bien las tasas resultan poco atractivas, las condiciones para repatriar el dinero bajo el régimen de blanqueo que promueve el gobierno parecen un "tiro de gracia" para la libido financiera. Los analistas señalan que existen barreras insalvables que ponen en riesgo a aquél candidato que quiera acogerse a esta normativa. Señalan que hasta ahora, era prácticamente desconocidos los bienes en los que se podía invertir con el dinero repatriado. Pero ponen énfasis en que siguen vigentes las sanciones penales y cambiarias que rigen cuando las autoridades necesitan comprobar la procedencia de los recursos y si estos habían sido depositados previamente en una cuenta del exterior, es decir, si se ha utilizado el mercado informal para sacar previamente ese dinero del país, es decir, eran fondos no declarados que habían salido de la Argentina y ahora se busca recuperarlos.

"En comparación con el castigo, el 4% es una ganga", señalaron en la city.

Comentá la nota