El crédito de consumo cae y hay más gente endeudada

Al 44% trepó el nivel de incumplimiento de los clientes que no pueden saldar deudas contraídas.
Los comercios son los que más créditos dan. El sector comenzó a caer en septiembre del año pasado.

En el último cuatrimestre del año pasado la gente dejó de pedir créditos para consumo en Salta. Arrastrado por ese bajón, 2009 abrió sin indicios que muestren la recuperación del sector y con una cartera de clientes cada vez más endeudados: la retracción de la economía local, adjudicada a la crisis financiera internacional, al parecer seguirá influyendo por un buen tiempo en el ánimo y el bolsillo de los compradores.

Un reporte del Instituto de Informaciones Comerciales de Salta muestra que la desaceleración provocó, además de la caída del 9,7% de solicitudes, un alza importante en el nivel de incumplimiento en el pago de las cuotas (hasta un 44%), un mejor comportamiento de los que cancelan sus obligaciones fuera de término y cambios en la distribución de ese tipo de financiamiento, ya que los comercios aprovecharon el terreno perdido por las tarjetas de crédito, los bancos y las financieras.

Los primeros ocho meses del año anterior fueron buenos, a pesar de las heridas causadas en la confianza de los consumidores por el enfrentamiento entre el campo y el Gobierno nacional.

El freno se activó en septiembre cuando comenzaron a mermar las solicitudes debido -explicó la institución- a los desajustes producidos por la crisis económica internacional en las variables de la economía doméstica: la inflación, el costo del dinero, el incremento de las tasas de interés, la falta de inversión y los pronósticos de recesión afectaron especialmente el último cuatrimestre y el balance anual general.

"Si tomamos como referencia el último cuatrimestre del año 2008 y lo comparamos con el mismo período de 2007 se observa una disminución en las solicitudes de créditos del 9,70%. Esto se puede explicar porque el impacto de la crisis en nuestra economía se dio precisamente en ese tiempo. Sin embargo, el primer cuatrimestre tuvo un incremento de un 30% y el segundo de un 12%.

contra los mismos períodos de 2007", evaluaron técnicos del Instituto de Informaciones Comerciales de Salta. La performance registrada entre enero y agosto, lo que permite al sector crediticio adjudicarse a pesar de todo un pequeño crecimiento anual del 9,58%, no es suficiente sin embargo para aventurar que la tasa de confianza retomará la curva ascendente de ejercicios anteriores.

Los antecedentes

Es un hecho que será difícil recuperar el buen clima si las perspectivas no cambian. La situación económica tiró abajo un dato histórico: octubre y diciembre, considerados importantes por la cantidad de operaciones que habitualmente se realizan, tampoco pudieron contra la incertidumbre.

"Históricamente octubre y diciembre, debido a la conmemoración del día de la madre y a las fiestas de fin de año, son meses de crecimiento. Octubre cayó un 7% y diciembre un 15%. Esto modifica la tendencia observada en los últimos cinco años", se informó desde la entidad para explicar mejor el panorama que proyecta -hasta nuevo aviso- la inevitable caída de los créditos de consumo y un incremento de la mora.

De hecho, el nivel de endeudamiento preocupa en el sector crediticio porque son cada vez más los clientes que no pueden cumplir. Hay otra franja, en cambio, que lo hacen pero fuera de término.

Ambos datos refuerzan la teoría que Salta es, en esta región, la provincia que muestra los más altos índices de mora.

Según registros, las solicitudes de créditos para consumo cayeron el 9,7% durante el último cuatrimestre del año pasado.

El comportamiento de los consumidores hace prever que pasarán varios meses para recuperar la confianza en la plaza.

Los comercios son los que más créditos otorgan en comparación con las tarjetas de crédito, los bancos y las financieras.

Los incumplimientos en los pagos subieron al 44% . Ese grupo está altamente endeudado y no puede hacer frente a los pagos.

Los clientes que pagaron fuera de término mostraron, en general, un alza promedio del 17%, de acuerdo con el relevamiento realizado.

Aun con esa caída, 2008 mostró un crecimiento del 9,58% gracias a que el movimiento se mantuvo entre enero y agosto.

Octubre y diciembre fueron los peores meses. Ni el Día de la Madre ni las fiestas de fin de año pudieron contra la incertidumbre.

En el acumulado anual de 2008 se puede ver cómo las tarjetas de crédito y los comercios aportaron el 83% de las solicitudes.

La gente no quiere tarjetas de crédito

La participación de las tarjetas de crédito en el mercado local cayó, retracción que fue aprovechada por los comercios que pasaron a liderar la preferencia de la gente. Aprovechando el terreno perdido, los negocios crecieron un 4% por sobre los plásticos, de acuerdo con el relevamiento del Instituto de Informaciones Comerciales de Salta en el que también se destaca una merma de un 3% en el total de solicitudes en bancos y financieras.

"La gente no está privilegiando las tarjetas, pensamos que son muchos quienes la tienen y la tienen al tope. Además, como hay mucho trabajo irregular y al no estar bancarizados, esos consumidores prefieren endeudarse con el comercio.

"Históricamente Salta es una plaza con alta mora y es en el norte argentino la que posee mayor porcentaje de mora y ahora lo vemos mejor reflejado porque la cantidad de afectaciones de firma es del 44%", se explicó desde la entidad que tiene asociados a 300 grandes comercios, entre tarjetas de créditos y bancos.

Con la información procesada, los clientes monitorean el comportamiento de la plaza y toman decisiones.

Comentá la nota