Creció 50% la oferta de viviendas para alquilar en Capital Federal

Creció 50% la oferta de viviendas para alquilar en Capital Federal
La mayor disponibilidad provocó un estancamiento en el precio de los alquileres y hasta se prevé una caída de 5% en los valores para los próximos meses
Muy atrás en el tiempo quedaron las imágenes que mostraban largas colas de postulantes a inquilinos en las puerta de los departamentos. Por aquel entonces, la oferta de inmuebles estaba por debajo de la línea que marcaba la demanda, situación que ponía a los propietarios en un nivel de supremacía respecto de los interesados en alquilar.

Pero ahora la situación se revirtió. Según coinciden en señalar los agentes inmobiliarios, durante el último año –tomado desde agosto de este año a igual mes de 2008– la disposición de departamentos creció entre un 45% y un 50%, medidos en base a los avisos publicados en los medios.

"Hay mucha oferta, incluso en zonas como Barrio Norte, donde hace un año bastaba con un par de días para ubicar una unidad", precisó Jorge Toselli, titular de JT Inmobiliaria.

"Antes en dos minutos te lo sacaban de las manos; ahora tal vez es necesario publicar tres o cuatro veces el mismo aviso como para que comience a generar movimiento", agregó.

Néstor Walenten, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina, coincide con la visión sobre el crecimiento de la oferta de departamentos en alquiler, y da una explicación. "Hoy muchos propietarios con intenciones de vender tienen que elegir entre hacerlo a un precio inferior al que pretenden o ponerlo en alquiler. Además, en caso de vender, lo cierto es que tampoco ven mayores posibilidades de inversión con el dinero que obtendrían", dijo el directivo. "De hecho hay más avisos de alquiler que de departamentos en venta", graficó.

A esto se le debe sumar que se comenzó a observar una tendencia que muestra a algunos inquilinos dejan esa condición por cuestiones económicas para volver, por ejemplo, a la casa de sus padres. Además, muchos inversores comenzaron a recibir departamentos que estaban en construcción, que también volcaron al mercado de renta.

Nuevo escenario

Todo esto comenzó a provocar algunos cambios en el sector. En primer lugar, y según las inmobiliarias, durante este año los precios de los alquileres prácticamente no se movieron. Incluso, algunos esperan que durante septiembre se puedan observar algunos reacomodamientos de precios, aunque muy pequeños, cercanos al 5 por ciento.

Además, los especialistas precisan que también se está produciendo un reacomodamiento en la negociación del segundo año del contrato, bautizada por ellos como "escalonamiento", aunque no es más que una indexación.

Hasta el mes pasado, al monto fijado para el primer año de alquiler se le adicionaba hasta un 20%, y de ahí se obtenía la cifra a pagar durante los últimos 12 meses del trato. Ahora, el techo de ese reacomodamiento –al menos en buena parte de las inmobiliarias– llega al 15 por ciento.

Radamés Marini, al frente de la Unión Argentina de Inquilinos, muestra su escepticismo sobre estos cambios.

"Entre 2007 y 2008 se renovaron alquileres con precios un 100% por encima de su valor anterior. Así armaron un colchón muy grande, y como el negocio ahora no les va bien quieren hacer creer que comienzan a bajar los precios", se quejó.

De acuerdo con datos de la consultora Reporte Inmobiliario, 2008 cerró en Capital y Gran Buenos Aires con 22.716 unidades disponibles, muy por encima de las 15.335 unidades de 2007. Este año se prevé que cerrará en torno de las 28.000.

Según estimaciones el déficit habitacional es de 2,5 millones de viviendas.

Comentá la nota