Creció 62% el consumo de drogas en adolescentes, en 10 años

Según un sondeo, del 8,98% que en 1999 reconocieron usar estupefacientes se pasó al 14,6% el año pasado. La más usada es la marihuana. El consumo de alcohol también tuvo un fuerte crecimiento
Una muestra del Instituto Superior de Ciencias de la Salud, que realiza desde hace una década sondeos anuales entre alumnos de los últimos años de la secundaria, reveló que en los últimos diez años creció un 62% el consumo de drogas entre los adolescentes.

El trabajo de la entidad, realizado entre alumnos de la Capital y de Buenos Aires, también aporta un dato revelador sobre los beneficios de fuertes campañas de desaliento social al uso de ciertos hábitos ya que la tendencia del uso de tabaco marca un claro retroceso, del 33% de los alumnos que indicaron haber fumado en 1999 se pasó al 26% que aceptó hacerlo en 2008.

Sin embargo, diferente es el caso de las drogas ilegales. En 2007 habían sido el 13,38% de los encuestados los que reconocieron consumir estupefacientes. Ese año marcó un quiebre, ya que hasta entonces el porcentaje de chicos vinculados con las drogas no pasaba el 10% dado por una mayor demanda y por la sensación adolescente de que ya no es un tema tabú reconocer el uso de drogas.

El año pasado, del 14,6% que revelaron su consumo de sustancias prohibidas, el 96% manifestó que usa marihuana de alta tolerancia social y que llevó recientemente a la Corte Suprema a despenalizar su tenencia para consumo personal. Un poco más de la mitad de los encuestados detalló que es la única droga que consume.

También creció la pertenencia a grupos en los cuales algún integrante usa drogas ilegales. Cuando en 1999 se consultó a los estudiantes sobre si conocían a algún amigo que consumiera drogas, respondió afirmativamente el 30,80 por ciento. Ese punto aumentó a 43,17% en 2008.

Sobre las formas adoptadas para el consumo de drogas, determina que el 86,48% de aquellos chicos que se drogan tiene amigos que también lo hacen según informa el diario La Nación.

Revela además que el 51,6% reconoció que es muy accesible la compra de estupefacientes, y el 25,6% informó haber sido tentado al menos una vez. La mayoría, el 66%, se inició en el consumo entre los 16 y los 18 años.

Comentá la nota