Creció más del 28 por ciento el área sembrada con trigo

Según el último informe del Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber) se sembró un 28,47 % más del cereal que en el ciclo anterior, lo que representa un aumento de 72.596 hectáreas.
Las estimaciones de las últimas semanas, finalmente, se confirmaron y Entre Ríos, en este atípica campaña triguera argentina, sembró un 28,47 % más del cereal que en el ciclo anterior, lo que representa un aumento de 72.596 hectáreas.

Así lo señaló el Sistema de Información de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos (Siber) en su informe dado a conocer el viernes en donde, además, subraya que el área implantada este año —327.589— se posiciona un 11,79% por encima de la superficie promedio registrada en los últimos diez años, que se ubica en 293.043 hectáreas.

El proceso de determinación del área cultivada de Siber se realizó sobre la base de los datos aportados por los colaboradores del sistema, el apoyo de imágenes de los satélites Landsat 5 TM y Modis Terra, complementados con salidas a campo efectuadas por los profesionales de la institución.

Al hacer un análisis de la campaña, el Siber consideró que "la sequía imperante en el ciclo 2008/09, el desfinanciamiento de los productores y las ajustadas reservas de agua en el perfil a inicios de mayo eran los factores que hacían prever una intención de siembra con tendencia negativa, que reflejaba una disminución de aproximadamente el 20% con respecto a lo implantado en el ciclo agrícola anterior".

En las semanas siguientes, agrega el informe de los técnicos de la Bolsa liderados por la Ingeniera Agrónoma Gladys Eguía, "el clima favorable hizo revertir esta tendencia concluyendo el escenario agrícola en una situación diametralmente opuesta a la detectada originalmente".

Los factores fundamentales que incentivaron a los productores entrerrianos a incrementar el área triguera fueron, entre otros, la recarga hídrica de los suelos, la atractiva relación precio del cereal - costo de los insumos, y la positiva negociación de los arrendamientos y su forma de pago.

También influyó positivamente "la posibilidad de utilizar lotes de maíz y soja que habían sido bien preparados en la campaña 2008/09 y que por efecto de la sequía no pudieron ser sembrados".

El Siber, asimismo, destacó que "Entre Ríos y el noreste y este de Buenos Aires fueron los únicos sectores que desde mayo a julio (período en el cual se realiza la siembra), mantuvieron una disponibilidad hídrica en el suelo superior a lo observado en el resto de la región pampeana".

Comentá la nota