Creció 40% la cantidad de gente que cobra el seguro de desempleo

Este aumento es un reflejo de los despidos de los últimos meses por la crisis global.
Hay más de 142.000 personas que están cobrando el seguro de desempleo, según los últimos datos oficiales a los que tuvo acceso Clarín. Esto implica un aumento de 40% en la cantidad de beneficiarios.Este incremento es un reflejo de las cesantías que se fueron dando en los últimos meses por la menor actividad económica. Por tratarse de un beneficio de hasta 12 meses, este aumento indica que son más los que están pidiendo el seguro que los que son dados de baja.

Según el último dato oficial hay 1.200.000 desocupados. Así, sólo un poco más del 10% percibe este seguro que roza los $ 400 y que, con las asignaciones familiares, puede trepar hasta $ 600.

El alcance limitado y el bajo monto del seguro se deben a que comprende sólo a una parte de los trabajadores privados en blanco, ya que no tienen derecho a este seguro ni el personal público ni el servicio doméstico, y directamente no se aplica a los que trabajan en negro. Además tiene un tope que, desde que se implantó en 1992, solamente se ajustó una sola vez, hace 3 años.

Por esta razón el tope de $ 400 equivale a menos del 20% del salario medio registrado. Así, aunque el beneficio se calcula tomando la mitad de la mejor remuneración neta mensual, normal y habitual de los últimos 6 meses trabajados, el techo tan bajo anula ese promedio semestral y lleva a que todos terminen por cobrar lo mismo.Desde hace varios meses, la CGT viene reclamando al Gobierno que duplique el techo, llevándolo a $ 800 y que se extienda a los trabajadores en negro.

Desde el Gobierno habrían dado el visto bueno para que el tema se analice en la próxima reunión del Consejo del Salario Mínimo, prevista para julio. Este seguro se financia con un aporte patronal sobre la nómina salarial que va al Fondo Nacional de Empleo administrado por la ANSeS. Este Fondo es superavitario por el mayor empleo registrado, porque durante los últimos años tuvo pocos beneficiarios y porque, por la inflación, hubo una suba nominal de salarios.

Para acceder al seguro de desempleo el trabajador tuvo que haber trabajado en relación de dependencia 6 meses de los últimos 3 años anteriores al despido, estar registrado y haber sido despedido sin causa. Si cumple con todos los requisitos, el trabajador cobra el subsidio, más las asignaciones familiares los que tienen carga de familia, durante un plazo que depende de la antigüedad que tenía en el empleo, según la siguiente escala: De 6 a 11 meses, cobra durante 2 meses. Y de 12 a 23 meses, cobra durante 4 meses. De 24 a 35 meses, cobra 8 meses: los primeros 4, el 100% y los siguientes el 85%. Más de 36 meses, cobra un año: los primeros 4 el 100%, los siguientes 4 meses el 85% y el resto el 70%. Para los mayores de 45 años, el seguro se extiende automáticamente por 6 meses con el 70%. El beneficiario debe participar en los programas de capacitación que le proponga el Ministerio de Trabajo. Y, además, el beneficio se interrumpe si el despedido encuentra empleo.

Comentá la nota