Crecieron 20,1% los depósitos de argentinos en Uruguay

Sumaron US$ 2957 millones al final de 2009, según su Banco Central; la mayoría, de particulares
MONTEVIDEO.- Los depósitos de argentinos en el Uruguay siguieron en alza y cerraron el año 2009 con una suba de 20,1 por ciento, según el cierre preliminar que acaba de realizar el Banco Central de este país (BCU). Sin embargo, el flujo de dinero mayor no figura en la contabilidad de la banca local, sino que triangula hacia el exterior desde instituciones financieras instaladas en Montevideo, según un relevamiento de LA NACION entre operadores locales que atienden numerosas carteras de inversores argentinos.

Corredores de Bolsa y ejecutivos bancarios coincidieron en que, en los últimos meses, los inversores argentinos mostraron mayor interés en colocar dinero fuera de su país y diversificar sus ahorros, en la búsqueda de plazas, según su percepción, más seguras.

El flujo de depósitos de argentinos en bancos de Colonia, Montevideo y de Punta del Este (principales destinos de las inversiones financieras en Uruguay) había repuntado en los últimos meses de 2008, y luego se mantuvo constante hasta fines del año pasado.

"La mayoría prefiere seguridad y liquidez [la posibilidad de hacerse rápidamente de los fondos] y no mira la tasa", dijo un agente financiero local, en referencia a los depositantes, aunque aclaró que con las colocaciones en el exterior se apunta a diversificar portafolio, y que exigen, en general, que una cuota del dinero total esté colocado en alternativas con rentabilidad atractiva.

Al 31 de diciembre, el saldo de depósitos de no residentes en bancos de Uruguay (prácticamente casi todos son de argentinos) había llegado a US$ 2957 millones, lo que indica un aumento de 494 millones en todo el año. A eso hay que sumar unos 927 millones de dólares que están en "instituciones financieras externas", conocidas como off shore , cuyo saldo se mantuvo estable todo el año.

Y, además, hay una infraestructura significativa de agencias de bancos internacionales, muchos de los cuales funcionan en régimen de zona franca, que atienden carteras de argentinos para recolocar dinero en los Estados Unidos y en Europa, aunque una parte considerable ha optado "por papeles brasileños que dan una rentabilidad interesante", señaló un operador de la plaza local.

Secreto bancario

Durante 2009 aumentaron todos los depósitos de esta plaza y los de los no residentes lo hicieron a un ritmo mayor que los de los propios uruguayos. Los extranjeros subieron 20,1%, mientras que los ahorros de locales crecieron 12,2 por ciento.

Fue un año de idas y venidas sobre la validez y el alcance del secreto bancario, justo en tiempos electorales y con presiones internacionales desde la OCDE. Por eso, la reserva de los operadores de la plaza para hablar de estos temas es extrema, por temor a que rebrote la discusión pública. "Más que la tasa de interés, a los argentinos les preocupa la discreción", dijo un gerente bancario consultado.

Operadores bursátiles que manejan cuentas importantes de argentinos confiaron que lo que figura como depósitos es una porción reducida del volumen de dinero que sale de Buenos Aires. "No tenemos productos interesantes para ofrecerles; tenemos el valor de la cercanía, que da libre disponibilidad, pero no contamos con alternativas locales sofisticadas como reclaman los clientes", dijo el responsable de una agencia financiera que maneja fortunas.

Los Bonos del Tesoro fueron siempre una alternativa aceptada por argentinos, pero últimamente han subido mucho de precio y eso reduce su rentabilidad para el que ingresa ahora en ese mercado. "Para darle un 6% de interés anual tengo que colocarle un bono a diez años, y es un plazo largo en comparación con otras variantes de similar renta", dijo un corredor de Bolsa con vasta clientela argentina.

Por otra parte, en la plaza uruguaya se valora como positivo el alza de los depósitos en un año electoral. En los bancos locales, el saldo de colocaciones totales llegó a US$ 15.894 millones el año pasado, por un incremento de 1218 millones. De esa cifra, 494 millones fueron de argentinos.

Antes de la crisis financiera de 2002, los depósitos de argentinos en Uruguay representaban el 46% del total, pero tras los masivos retiros de aquel año, la relación quedó en 80% de uruguayos y 20% de no residentes (básicamente argentinos). Sin embargo, tras el repunte de colocaciones argentinas, al cierre de 2009 el saldo de depósitos en dólares (los extranjeros no pueden hacer colocaciones en pesos uruguayos)se reparte en 75% de uruguayos y 25% de extranjeros.

Comentá la nota