Crecieron un 80% los delitos cometidos por adolescentes

De enero a septiembre de este año hubo 9.970 hechos en los que participaron chicos de entre 16 y 18 años. Y 238 de ellos fueron imputados en homicidios. En esa franja de edad están los detenidos por el crimen del ingeniero en San Isidro.
La participación de adolescentes de entre 16 y 18 años en delitos creció casi un 80 por ciento en el último año. Así lo revelan estadísticas oficiales de la Provincia de Buenos Aires, a las que tuvo acceso Clarín.

Las cifras pertenecen a expedientes de la Justicia bonaerense y reflejan los casos en los que los imputados fueron sólo menores, sin participación de adultos.

Los números alarman y llegan en un momento en el que -tras el asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea, ocurrido hace una semana en San Isidro- se ha vuelto a recalentar la polémica sobre si se debe bajar el límite de la inimputabilidad a los 14 años para que los mayores de esa edad pasen a ser responsables penalmente de forma plena. Actualmente, esa "barrera" se corta a los 16.

Por donde se mire, en los gráficos, la tendencia es la misma: cada vez más chicos cometen delitos. Ejemplos: durante los primeros 9 meses de 2007, 2.125 menores de entre 16 y 18 años estuvieron implicados en causas de "robo". Esa cifra trepó a 3.588 durante el mismo período de 2008. El aumento: casi 69 por ciento.

Un panorama similar ocurrió con los "robos calificados" y los "hurtos" con adolescentes como protagonistas. Los primeros aumentaron casi un 90 por ciento y los segundos un 64 por ciento durante el mismo período.

En la lista de delitos graves también figuran los homicidios. De acuerdo al estudio estadístico, entre el 1° de enero y el 30 de septiembre de 2007 se detuvo a 106 menores de entre 16 y 18 años por este delito, mientras que durante los primeros nueve meses de este año el número superó el doble: 238 detenidos (una suba de un 124 por ciento).

Si bien la cifra de "homicidio calificado" se quintuplicó, los números absolutos siguen siendo mucho más bajos que los de los otros delitos: de 4 detenidos se pasó a 20.

La franja que contempla chicos de entre 14 y 16 años (actualmente los que cometen delitos a esta edad son inimputables) también refleja una suba del año pasado a éste. En los homicidios, un 46 por ciento y en el "robo calificado" un 19.

Ante este panorama, el debate sobre qué hacer con los chicos implicados en causas penales se abrió lugar en la agenda política.

"En el Congreso hay presentados 14 proyectos. Nosotros vamos a ir teniendo reuniones y vamos a ver cuál de esos proyectos entendemos que es el mejor. Pero no hay un proyecto que resuelva todo el problema, ya lo dije mil veces", declaró ayer el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien la semana pasada fue el primero en reflotar el tema de bajar la inimputabilidad. 'Qué significa esto? Que puedan ser juzgados y condenados como mayores los chicos menores de 16 años. La mayoría de los proyectos habla de hacerlo desde los 14.

En la misma línea que Scioli, su ministro de Seguridad, Carlos Stornelli, sostuvo que estaba de acuerdo con la idea del gobernador "y coincido en que no es el único aspecto que hay que atacar para combatir la inseguridad, sino el tema ya estaría resuelto hace mucho tiempo".

El ministro del Interior, Florencio Randazzo, fue muy cauto: "Estamos escuchando todas las opiniones. Todavía no hemos tomado una posición", dijo.

La Procuradora General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, María de Carmen Falbo, fue la única que ayer se inclinó netamente por no tocar el Código Penal. "Las penas muy grandes no sirven para nada", opinó. "No se puede tan fácilmente buscar una solución facilista", remató.

Comentá la nota