Creciente malestar en EE.UU. con Insulza

Cuestionan su fuerte presión para reincorporar a Cuba a la OEA y su frustrado viaje a Honduras con Zelaya
SANTIAGO, Chile.- La noticia cayó como un balde de agua fría en Chile. Lo que hace cuatro años fue una señal de distinción, hoy se convirtió en una carga para el chileno José Miguel Insulza: si en 2005 pasó a la historia como el primer secretario general de la OEA en ser elegido sin el apoyo de Estados Unidos, hoy su independencia de la Casa Blanca y su supuesta cercanía a Hugo Chávez amenazan con hacer naufragar sus aspiraciones de ser reelecto.

Según el diario chileno El Mercurio , que cita fuentes de La Moneda y de Washington, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, habría comunicado la semana pasada a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, que no apoyaría la reelección de Insulza. La decisión de Clinton se tomó durante la Asamblea General de la OEA, a comienzos de junio en San Pedro de Sula, Honduras, donde Insulza presionó por el reintegro de Cuba al organismo sin establecer condiciones, como era la postura estadounidense.

Ese mismo día, Clinton advirtió al canciller chileno, Mariano Fernández, que Estados Unidos no veía con "buenos ojos" la reelección de Insulza. Unas 24 horas más tarde, Cuba fue reincorporada al organismo continental después de 47 años. La medida generó duros cuestionamientos al presidente norteamericano, Barack Obama, por parte de algunos senadores, como el demócrata Robert Menéndez y el republicano Richard Lugar.

Según fuentes de la cancillería chilena consultadas por LA NACION, en el encuentro que mantuvieron Obama y Bachelet en la Casa Blanca a fines de junio se tocó el tema de la reelección de Insulza. La postura chilena quedó clara: Bachelet apoyaría su reelección.

Ayer, el subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Thomas Shannon, desmintió que su país hubiera comunicado su decisión a Bachelet. "Estados Unidos no ha expresado una posición al gobierno chileno sobre este tema", dijo Shannon al diario chileno La Tercera .

Las acciones de Insulza que han molestado a Washington, según las fuentes, están vinculadas con la "autonomía" que ha mostrado respecto del gobierno norteamericano, fundamentalmente su "tozudez" en favor de la reincorporación de Cuba a la OEA.

Otros de los incidentes que desacomodaron al Departamento de Estado norteamericano fueron su reconocimiento inmediato del último triunfo electoral del presidente venezolano, Hugo Chávez, cuya transparencia fue puesta en duda hasta último minuto por la administración Bush, y su silencio ante otras situaciones que no pasaron inadvertidas en la Casa Blanca, entre ellas, las conflictivas elecciones municipales de Nicaragua de fines de 2008, el cierre del Tribunal Constitucional de Bolivia y la expulsión de congresistas en Ecuador por oponerse a la Asamblea Constituyente promovida por Rafael Correa.

El último episodio que disgustó a Washington fue su frustrado viaje a Tegucigalpa junto con los presidentes Cristina Kirchner, Fernando Lugo y Rafael Correa para mostrar su apoyo al depuesto Manuel Zelaya.

Insulza, que había dado un ultimátum de 72 horas para reponer en el poder a Zelaya, debió conformarse con un rotundo fracaso y las críticas del comisionado de Derechos Humanos hondureño, Ramón Custodio, quien lo acusó de utilizar el conflicto para promocionar su reelección en la OEA.

Hace algunos días, el ex presidente de Ecuador Lucio Gutiérrez, depuesto en 2005, también criticó a Insulza por no actuar en rechazo a su derrocamiento. "Supongo que estaba vinculado ideológicamente con los golpistas, pero ahora sí lo hace en Honduras, también por vinculación ideológica", dijo Gutiérrez.

La semana pasada, Estados Unidos tuvo otro gesto que dio a entender su inconformidad con Insulza, al nombrar al presidente de Costa Rica, Oscar Arias, como el único negociador de la crisis en Honduras.

"Como en todos los problemas que he manejado en la OEA, siempre ha habido ese tipo de críticas. Son parte de una campaña orquestada por gente que evidentemente está buscando preservar un régimen de facto", dijo Insulza, que llegó ayer a Santiago para participar en un encuentro del Club de Madrid.

El personaje

JOSE MIGUEL INSULZA

Secretario General de la OEA

* Profesión : abogado

* Edad : 66 años

* Origen : Chile

* El futuro del ex canciller chileno como referente de la diplomacia internacional quedó en duda luego de haber trascendido que la Casa Blanca no apoyará su reelección como secretario general de la OEA. Entre los principales cuestionamientos de la Casa Blanca están su manejo de la reciente crisis política de Honduras y sus activas gestiones para lograr el reingreso de Cuba en el principal organismo internacional de la región.

Comentá la nota