Creciente: desde el INA advierten que la situación podría agravarse

El Instituto Nacional del Agua aseguró que el cuadro hidrológico tiende a complicarse por la persistencia de lluvias en la cuenca de los ríos Paraná y Paraguay. Parte de la costa correntina sigue en estado de alerta por la altura del río.
En el primer informe del mes de febrero, que brindó el Instituto Nacional del Agua (INA) sobre el posible comportamiento del río Paraná, asegura que "la situación podría agravarse" de acuerdo a una serie de factores en la cuenca del río.

Según el informe del INA se prevé "el sostenimiento de caudales significativos desde la alta cuenca del río Paraná, con la probabilidad de incrementos mayores durante el trimestre febrero, marzo y abril. La condición hidrológica actual de la cuenca y la perspectiva climática plantean la persistencia del escenario de aguas altas para el resto del verano y comienzos del otoño", teniendo esto "como consecuencia que la situación podría agravarse en todo el tramo argentino del río, afectándose toda la actividad ribereña tanto rural como las zonas urbanas bajas", afirmaron, poniendo el acento en la difícil situación que se está creando.

Especialistas del Ministerio de Obras y Servicios Públicos consideran que la situación se asemeja a la del año 1983, cuando el Paraná alcanzó valores máximos históricos. Es que el río se mantiene alto desde octubre y noviembre de 2009, y no deja de crecer.

El informe de los especialistas del INA indican que las condiciones de la alta cuenca del río en Brasil se caracteriza, desde el mes de noviembre, por "suelos saturados y embalses en niveles altos, con escasa capacidad de retención". En tanto, que la perspectiva climática indica que se desarrollarían lluvias de "normales a superiores a lo normal, con alta variabilidad espacial, sobre la cuenca del río en el trimestre febrero -abril". Cabe recordar que este trimestre abarca meses en los que habitualmente se producen montos importantes de precipitación.Con este marco, quienes entienden cómo funciona el sistema, alertaron: "El aporte de la alta cuenca continuaría siendo muy significativo, a lo que podría agregarse un aporte en ruta creciente en territorio argentino, agravando la situación de aguas altas ya alcanzada".

El Paraguay también crece

"El aporte del río Paraguay, al tramo argentino del río Paraná, se encuentra actualmente en el valor normal y se espera que en el trimestre febrero-abril evolucionaría por encima de los niveles normales", señalaron expertos del INA. Este pronóstico no deja dudas de las dificultades que se podrían tener en los próximos días si se suman todas estas contingencias. El río Paraguay está ya con los niveles normales para el mes. Durante el trimestre febrero, marzo, abril, se espera que "las lluvias sobre toda la cuenca vuelvan a ser significativas, mayores a lo normal". Por lo tanto, "se espera que se mantenga la carga del Pantanal y el aporte del tramo medio e inferior" del río.

Comentá la nota