Crecida del río: troncos, basura y ramas quedaron bajo el puente Brown

El Río Luján mantuvo en alerta a las autoridades a raíz de una crecida producida por las constantes lluvias. Si bien las aguas sólo invadieron la zona ribereña, el temor a una inundación estuvo presente.
En medio de la crecida, que al mediodía del sábado superó los 2 metros de altura, se observaba que una gran cantidad de basura, troncos y ramas obsturían el normal drenaje de la aguas bajo el puente de la calle Almirante Brown.

Luego de componer el tiempo de forma momentánea en la tarde del sábado, el nivel del río comenzó a descender. Entre viernes y sábado habían llovido en Luján 58 milímetros, aunque en el resto de la cuenca las lluvias habían sido inferiores, según se explicó desde el cuerpo de Bomberos.

Domingo de lluvia

Poco antes de las 9 de la mañana del domingo, las fuertes lluvias volvieron a azotar Luján y parte de la región. En sólo dos horas cayeron en la planta urbana de la ciudad otros 32 milímetros, acumulando 90 en menos de 48 horas.

Al mediodía, el nivel del río indicaba 1,82 mts. pero con el correr de la tarde fue subiendo lentamente. El sol de las últimas horas trajo un respiro y el nivel no causó mayores sobresaltos.

Un ribera diferente

Debido al temporal, la ciudad de Luján apenas recibió un puñado de turistas. Las zonas de la ribera cambiaron su fisonomía y las mesas y parrillas quedaron tapadas por las aguas. En la zona de "El Quinto" las cañas de pescar dominaron el paisaje dominical. "Estamos sacando una cuántas mojarras" gritó con alegría un ocasional pesacador de aguas urbanas.

El volumen del curso hídrico era tal, que hasta la trasnparecia del agua daba un panorama diferente al tradicional color impenetrable del río cotidiano.

Los perros se animaban a tomar agua, y algunos visitantes mojaron sus pies en un lugar poco común.

Ramas y basura

A la altura de la compuertas, sólo se veía una parte del paisaje habitual. Allí el agua prefería correr por los costados antes que sortear los obstáculos que la natureleza y la falta de limpieza provocaron.

Desde el puente Brown se observaba con claridad un "dique" natural formado por acumulación de ramas y basura junto a las columnas. La situación se repetía en otros puntos, aunque en ese lugar era notoria y se evidenciaba muy cerca.

Comentá la nota