Crecida del río: temen corte en el puente de Sorocayense

La municipalidad pide una defensa para encauzar el agua. Vialidad asegura que en unos días se construirá.
Desde hace casi una semana, el río Los Patos, a la altura de Sorocayense, en Calingasta, aumentó en un 70 por ciento su caudal debido al deshielo, según coinciden tanto la Municipalidad de Calingasta como Hidráulica y Vialidad. Este fenómeno natural, que se adelantó un par de semanas por las altas temperaturas registradas, provocó que los márgenes del río fueran ganando terreno haciendo peligrar el paso por el nuevo puente de Sorocayense sobre su margen derecha. La solución al problema estaba prevista para julio pasado, antes de finalizar con la construcción, y consistía en hacer una defensa con rocas aguas arriba para encauzar la corriente de agua por debajo del puente. Pero jamás se hizo, así que ahora quieren hacerlo de urgencia.

Hasta hace unos meses (antes de la inauguración del actual puente), durante cada crecida del río, los calingastinos, que vivían en las cercanías del cruce entre la ruta 406 y la 412 a la altura de Sorocayense, se quedaban totalmente aislados. Era así porque la pasarela que cruzaba el río Los Patos y conectaba ambas rutas era muy baja y corta, por lo que quedaba sumergida, o directamente se rompía. Trabajadores, escuelas y familias enteras quedaban aisladas del otro lado del río.

El caso más grave registrado en los últimos años fue el del 12 de noviembre de 2005, cuando se produjo un aluvión, que dejó destruida la pasarela de Sorocayense (ver aparte). Ese peligro de aislamiento, tal como afirman las autoridades de la Municipalidad, Hidráulica y Vialidad, corre ahora el puente si no se hace las defensas previstas unos 400 metros, como mínimo, aguas arriba del puente.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad de Calingasta, Jorge Castañeda, comentó que hicieron un relevamiento en la zona y aseguró que "hace unos cinco días, el cauce del río ganó unos 7 u 8 metros de tierra y sólo quedan 7 metros más para llegar al límite del cauce natural que tuvo en años anteriores".

Castañeda agregó que la crecida se debe a los deshielos normales de la época, aunque afirma que el caudal es mayor al del año pasado a esta altura. Sin embargo, aseguró que es una cuestión que estaba prevista. "En cada deshielo, los materiales que caracterizan el suelo de la zona -compuesto principalmente por arena, limo y roca bola- junto al viento, producen cambios rápidos del curso del río. El problema se presenta en el nuevo puente de Sorocayense. Antes de su construcción, estaba previsto que se realizara un enrocado aguas arriba del puente para canalizar el agua y que pasara por debajo del mismo. Pero la obra nunca se hizo", dijo el funcionario.

Ahora, el curso del río está pegando sobre las tierras fértiles de las fincas que se encuentran unos 200 metros antes del puente. Seis grandes sauces, que ya habían resistido varias crecidas, fueron levantados de raíz y se observan flotando en las aguas del río. "El peligro más latente es que el río corte el paso del nuevo puente. Esta situación se advirtió desde la construcción", dijo Castañeda.

De todos modos, desde el municipio aseguran que, si las obras de enrocado se hacen en forma urgente, todavía están a tiempo para prevenir daños y no tener problemas con las crecidas.

El inspector a cargo de la sede de Hidráulica en Calingasta, Juan Carlos Arrieta, coincidió con la evaluación del municipio y afirmó que el río Los Patos pasó de llevar 90 m3/seg de agua a 147 m3/seg. Luego de una inspección ocular en el nuevo puente de Sorocayense, Arrieta comprobó que el río volcó su caudal sobre la margen derecha del mismo. "Esto no hace peligrar la estructura del puente, ya que posee una defensa de 8 metros de base inferior, 3 de altura y 5 de base superior. Pero, si el río sigue creciendo de esta manera, pronto puede cortarse el paso", dijo Arrieta.

Desde Vialidad Provincial también aclararon que el puente no corre peligro, ya que tiene 300 metros de largo y 4,5 de alto y aguanta entre 1.800 y 2.000 m3/seg. Pero coincidieron en la necesidad de una defensa y admitieron que se debería haber construido en junio o julio pasado, cuando no había tanta urgencia. De todos modos, aseguraron que hoy o el lunes próximo se firmará el contrato para que las obras de enrocado comiencen de inmediato dentro de la semana que viene.

La construcción se iba a licitar pero, para acelerar los trámites, se hará una adjudicación directa a la empresa Dumandzic, que construyó el puente, dijeron desde Vialidad. Esta nueva defensa tendrá 2,5 metros de alto y estará realizada con los materiales del suelo del lugar. La base tendrá 16 metros de ancho y la parte superior será de 4 metros de ancho y estará construida con piedras de grandes proporciones.

Comentá la nota