Crecen los reclamos por la falta de agua.

Usuarios de los sectores altos de algunos barrios de La Angostura piden soluciones. La Municipalidad apela a la veda para bajar el nivel de consumo. Algunos vecinos ya fueron sancionados.
La falta de agua y de presión en la red en algunos sectores de esta localidad se ha transformado en un dolor de cabeza para los usuarios en lo que va del verano porque deben soportar las altas temperaturas sin el normal abastecimiento.

Los vecinos que padecen la escasez del vital elemento reclaman soluciones al Municipio y que ejecute las obras que hacen falta para poder garantizar el suministro a los sectores con problemas.

Ayer, integrantes de la Comisión Vecinal del barrio Norte, uno de los más afectados por la crisis del agua, denunciaron que los vecinos de la parte alta ni siquiera pueden llenar las cisternas durante la noche porque no hay presión suficiente.

Así lo planteó en una nota en FM Sur el presidente de la Comisión Vecinal, Carlos Stadlin, quien denunció que el problema lo “venimos trayendo de gobierno a gobierno y la pelota se fue pateando para adelante”.

Recordó que en 2002 hasta se juntaron firmas para exigir al entonces intendente Roberto Cacault (MPN) que realice las obras necesarias.

Pero nunca se construyó la obra de derivación que garantizaría la provisión de agua potable. Por eso, dijo que “solicitamos que se haga en el gobierno del (intendente Ricardo) Alonso las obras que faltan”.

Los problemas de falta de agua y de presión se profundizaron por la sequía que se registra en la región cordillerana, donde no llueve desde hace varias semanas. A eso se suma las elevadas temperaturas.

Además, con la temporada alta de verano la población se ha duplicado, lo que incrementa el consumo. Aunque el mayor inconveniente es el uso del agua potable para el riesgo, según advirtió la Municipalidad.

El director de Medio Ambiente de la comuna, Daniel Meier, dijo ayer que se hicieron un par de sanciones a usuarios que no respetaban la veda dispuesta por el Municipio.

Horario de riego

Según ordenó el intendente Ricardo Alonso sólo se podrá regar con agua potable entre las 6 y las 12. La restricción no alcanza a los usuarios que tienen pozo propio o bombas propias que extraen del lago el agua.

Meier dijo que el objetivo de los controles es difundir la medida de la Municipalidad y realizar las inspecciones correspondientes.

Dijo que algunos usuarios no estaban enterados aún de la restricción dispuesta por la comuna y afirmó que se aplicarán las sanciones ante los casos de incumplimiento.

Comentá la nota