Crecen las pérdidas por la seca en Buenos Aires y Entre Ríos

Crecen las pérdidas por la seca en Buenos Aires y Entre Ríos
Avanzan las plagas relacionadas con este fenómeno meteorológico
La peor sequía de las últimas décadas multiplica las pérdidas y las quejas de los afectados, que con el paso de los días se sienten abandonados a su suerte.

Un desolador panorama se aprecia en toda la región sur y sudoeste de la provincia de Buenos Aires que ha llevado a cientos de productores al borde de su quiebra económica, a lo que se suma -en la zona próxima a las sierras- el ataque de tucura, una plaga para la que las circunstancias son propicias.

El patético panorama puede observarse, por ejemplo, al transitar por la ruta 3 sur, rumbo a Patagones: gran cantidad de animales muertos y otros que -agrupados- aguardan a que se los asista con agua o pasto, en medio de campos totalmente voladizos.

"Hay 75.000 animales menos respecto de la última vacunación antiaftosa", dice el ingeniero Zara a LA NACION aunque aclara que la cifra incluye a los que fueron mandados a faena. En la zona, durante el año pasado cayeron apenas 240 milímetros, cuando la media histórica se ubica en 400.

En la zona de riego, cerca del río Colorado y donde se separan los partidos de Patagones y Villarino, el productor Sergio Urrutia dijo que "se ha dejado de lado la atención a la ganadería y agricultura porque las cuotas -cada vez mas efímeras- de agua que nos entregan las volcamos en los sembrados de cebolla".

"Cuando llegó el momento de decidir, miramos la baja rentabilidad de la carne y de los productos agrícolas y les quitamos prioridad, dándoles mayor atención a cultivos como la cebolla", dice justificando su decisión.

"Esta es una zona donde producimos girasol semilla, maíz y trigo, pero son cultivos que se han dejado de hacer y donde fracasaron las cosechas", corrobora el productor ubicado en Colonia San Adolfo, cerca de Hilario Ascasubi.

Para el dirigente de la Federación Agraria Argentina y también senador por la Coalición Cívica en la provincia de Buenos Aires, Roberto Molini, "la combinación de políticas equivocadas y la sequía han dejado maltrecho al productor". Y sostiene que "al campo lo han afectado tres plagas muy importantes: la sequía, la tucura y el Gobierno, al que se añade la situación internacional", resume.

En la región se vio fuertemente cosecha de trigo, que de promediar entre 30 y 35 quintales bajaron, en algunos casos, a 50. "En Coronel Pringles directamente muchos productores decidieron no levantarla", indicó Manuel Domínguez, presidente de la Sociedad Rural de Pringles, zona seriamente golpeada por la tucura.

La situación en Entre Ríos

En Entre Ríos, donde la Federación Agraria Argentina estima que las pérdidas por la falta de lluvias ya alcanzarían los US4 420 millones, el Gobierno inició los trámites para declarar la emergencia agropecuaria en todo el territorio provincial.

"Para encuadrarse en las normas que regulan este tipo de declaraciones, las explotaciones productivas deben haber sufrido un perjuicio de por lo menos el 50%", explicó el subsecretario de Producción Agrícola, Recursos Naturales y Desarrollo Rural, Rubén Sarli.

El Ejecutivo provincial firmó el miércoles un decreto que se remite ahora a la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, que tiene prevista una reunión para el 27 del corriente. "En ese ámbito es donde termina resolviéndose", explicó a LA NACION el secretario de la Producción de Entre Ríos, Roberto Schunk.

Comentá la nota