Crecen los medios, cae la imagen presidencial

Según un sondeo de la consultora CIO
Los medios periodísticos se encuentran al tope de la confianza de la gente, con un 65%, mientras que la presidenta Cristina Kirchner y sus ministros están casi en el piso con un 12%, según un relevamiento efectuado por la consultora de opinión CIO.

La pelea pública por modificar la ley de medios de comunicación, que aunque surgió durante la dictadura tuvo más de un centenar de modificaciones en los últimos 25 años, ha generado en la población un efecto contrario al que esperaba el gobierno kirchnerista.

El sondeo de opinión efectuado entre vecinos de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires permitió determinar que el 79% de los consultados está en total desacuerdo con la manera en que se relaciona la Presidenta con los medios masivos.

Y percibe, además, que ha sido afectada la libertad de prensa. En 2004, menos del 15% de la población pensaba que la libertad de prensa estaba afectada por la gestión de Néstor Kirchner. Ese guarismo creció al 22% en 2007, el año en que se produjo la elección presidencial, y continuó en ascenso hasta ubicarse en el 32% en la actualidad.

Si la visión de los ciudadanos comunes es crítica, entre los líderes de opinión consultados por la empresa COI la percepción de restricción de la libertad de prensa alcanza al 40%.

El relevamiento, que fue publicado primero en el diario El Cronista , no deja de llamar la atención que antes que confiar en la Presidenta y en sus ministros, la gente confía en las organizaciones no gubernamentales (60%), en la Iglesia (38%), en las Fuerzas Armadas (35%), en las empresas (23%), en las fuerzas de seguridad (18%) y en los partidos de derecha (13%). En el mismo nivel de confianza que la Presidenta se encuentran los partidos de izquierda y la Justicia. El Congreso está más abajo (11%) y los sindicatos cierran el espectro, con 8%.

El relevamiento de opinión ubica a la radio como el medio que le genera mayor confianza (69%). Luego le siguen las empresas gráficas (65%), la televisión (63%) y los periodistas (59%).

Según la directora de la consultora COI, Cecilia Mosto, el Gobierno procura dejar de "llevar las de perder" en la imagen pública y "traccionar para sí algo de la positividad que hoy capitaliza el medio como actor".

A su criterio, podrían en el futuro generarse dos tipos de escenarios: "Una caída en los niveles de confianza mediáticos como resultado de su explícita articulación política" o "un mejor posicionamiento del mensaje gubernamental, producto de vehículos que integran una categoría más confiable; quizás un poco de ambos cambios y, en todo caso, lamentable".

Mosto recordó que la caída en la confianza presidencial no es algo novedoso: "Sucedió durante la administración de Menem y frente a la sospecha generalizada hacia el Poder Judicial, el espacio mediático fue percibido como un lugar de compensación y única posibilidad de poner luz sobre lo oculto. Desde entonces representan el espacio de denuncia y límite al poder público".

El relevamiento fue efectuado en el mismo período en que el Congreso comenzó a debatir el proyecto de modificación de la ley de servicios audiovisuales. Se trató de una encuesta domiciliaria, con preguntas cerradas, sobre una muestra de 800 casos en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Los casos fueron seleccionados de manera aleatoria, con cuotas de edad y sexo. El error muestral puede ser de 3,5%.

Comentá la nota