Crecen las intoxicaciones por alcohol

El Ministerio de Salud bonaerense analizó 270 casos de jóvenes internados el último fin de semana; los médicos están alarmados
LA PLATA.- El consumo de alcohol desmedido por parte de los chicos volvió a arrojar cifras preocupantes en la provincia de Buenos Aires. Esta vez, el Ministerio de Salud bonaerense reveló que durante el fin de semana pasado 270 jóvenes fueron atendidos con distintos grados de intoxicación alcohólica en las guardias de seis hospitales públicos provinciales.

El dato es apenas un muestreo del fenómeno, ya que en todo el conurbano y en La Plata hay 78 hospitales provinciales y municipales.

El 34 por ciento de estos chicos tuvieron que ser atendidos de urgencia por haber mezclado bebidas alcohólicas con psicofármacos. La mayoría de esos casos concluyó con lavajes de estómago.

Las cifras se suman a la estimación que realizó el gobernador Daniel Scioli la semana pasada, cuando afirmó: "Más de mil jóvenes fallecen por año como consecuencia del descontrol de alcohol o por accidentes viales o por peleas".

El sondeo de la cartera sanitaria fue realizado en las guardias de los seis hospitales que más chicos alcoholizados reciben durante los fines de semana: San Martín, Melchor Romero y San Roque, en La Plata; Güemes, en Haedo; el centro médico en Tigre, y el hospital Mariano y Luciano de la Vega, en Moreno.

Según las estadísticas presentadas ayer por el ministro de Salud, Claudio Zin, el 42% de los casos de las personas atendidas por intoxicación alcohólica tenía menos de 21 años. Y el 96% de los casos atendidos se trató de varones. "Esto tiene que ver con que los chicos están más involucrados en situaciones de agresión. La mujer tiene la contención de su grupo de amigas, que la llevan a la casa, y le da más vergüenza ir a una guardia", explicó Zin a la prensa.

Del relevamiento realizado por el Ministerio de Salud también se desprende que es muy bajo el nivel de educación de los jóvenes intoxicados con alcohol: el 60 por ciento no terminó sus estudios secundarios.

En diálogo con LA NACION, la jefa del servicio de emergencia del Hospital San Martín de La Plata, María Magdalena Aprea, dijo: "Es alarmante la cantidad de jóvenes que ingresan en la guardia ebrios. Los fines de semana se duplica la cantidad de chicos que son atendidos con distintos grados de intoxicación alcohólica. Muchos mezclan psicofármacos y se les tiene que practicar un lavaje de estomago".

Según Aprea, lo que más preocupa son las personas que ingresan por traumatismos y, cuando se los revisa, se ve que llegaron en estado de ebriedad. "En nuestro servicio aumentó el 30 por ciento la cantidad de jóvenes que ingresan por algún accidente de tránsito o pelea y luego se descubre que la causa de todo es el alcohol", explicó la médica.

Aunque no se compararon los datos con otros obtenidos anteriormente, Zin expresó su preocupación por el crecimiento de esta tendencia.

Zin afirmó que durante los próximos fines de semana se realizarán sondeos similares en otros hospitales públicos de la provincia. "Queremos ayudar a determinar los focos del problema colaborando con la estrategia del gobierno provincial de reducir el consumo de alcohol en jóvenes", concluyó el funcionario.

Límites a la noche

Precisamente, el gobierno de Scioli redactó un proyecto para limitar el horario de apertura de los bares y discotecas con el objetivo de frenar la ola de peleas en las inmediaciones de boliches, que en menos de un mes se llevaron la vida de seis jóvenes en Berisso, Junín, La Matanza, San Martín y Tigre. "La idea es de cuidar a nuestros jóvenes a quienes, muchas veces por falta de expectativas y frustraciones, el exceso de alcohol los lleva a tener distintos tipos de dificultades. Hay que ir buscando un equilibrio y entre todos llegaremos a un consenso. Una ley sola no lo arregla y el Poder Ejecutivo solo, tampoco. Necesitamos el compromiso, como lo hemos hecho en la lucha contra la droga, de toda la sociedad", comentó Scioli.

Ayer, en la segunda reunión del Consejo Provincial de Seguridad, integrado por legisladores y funcionarios provinciales, se discutieron varios puntos referidos a la nocturnidad y se trata de buscar una solución para ponerle punto final a los after hours .

El proyecto de ley que Scioli enviará a la legislatura bonaerense implica el cierre de los locales de diversión nocturna a las 5.30. Además, se definirá por ley un horario límite para el ingreso de público a los boliches, que se fijaría a la 1, con el doble fin de reducir el tiempo dentro de esos locales y, a la vez, acotar las reuniones juveniles previas a la salida a bailar.

Los problemas relacionados con el consumo de alcohol en adolescentes son similares en el conurbano bonaerense y en la Capital, donde criticaron la decisión unilateral de Scioli (ver aparte). En las noches porteñas también se ha dado un aumento de los inconvenientes vinculados con la bebida. Así lo comentó a LA NACION el titular del SAME, Alberto Crescenti: "En los últimos dos años se registró un importante incremento de la actividad del SAME en situaciones de intoxicación, tanto por alcohol como por drogas. También se nota un aumento de los casos de lesiones en riña", afirmó.

270

La cantidad de intoxicados

* Se tomó un muestreo de casos, el último fin de semana, en tres hospitales de La Plata y tres de las localidades de Haedo, Tigre y Moreno.

92

Mezclaron alcohol y pastillas

* El 34 por ciento de los jóvenes fueron derivados a los hospitales como consecuencia de combinar bebidas alcohólicas con psicofármacos.

113

Eran menores de 21 años

* El 42 por ciento de los jóvenes que fueron hospitalizados el último fin de semana tenían menos de 21 años; la gran mayoría eran varones.

Otro joven asesinado a la salida de un boliche

Una pelea entre jóvenes, fuera de un boliche de la ciudad bonaerense de Gregorio de Laferrère, en la madrugada del domingo, terminó con el asesinato de un chico de 18 años. Ocurrió horas después de que otro chico, de 16, perdiera la vida tras ser atacado por una patota, en Aldo Bonzi. Aquella riña tuvo como protagonistas a dos bandas juveniles de Ciudad Evita, en el partido de La Matanza. Los jóvenes -unos doce, del barrio Solares del Aeropuerto, y cuatro, de Querandí Viejo- se encontraron en la disco Pandemonium, de Laferrère. Los grupos discutieron en la discoteca y luego la gresca se desató fuera del local.

Comentá la nota