Crecen los infectados con dengue en Capital y GBA

Crecen los infectados con dengue en Capital y GBA
Ya son 238 casos, todos contagiados en el norte
La epidemia del dengue se siente cada vez más en Capital Federal y en el Gran Buenos Aires. Los casos de personas que se infectaron al viajar a zonas con circulación del virus del dengue ya son 238 (incluyendo a los que están aún en análisis). Es decir, sólo en la última semana, el área más poblada de la Argentina sumó otros 100 infectados.

Esos casos de dengue en Capital y en la provincia de Buenos Aires son importados. "Son viajeros que han ido a otras provincias donde sí hay circulación del virus o han estado en Bolivia, donde empezó el brote de dengue a fines del año pasado, en Chaco y en Salta", explicó a Clarín Raúl Forlenza, el jefe de epidemiología del Ministerio de Salud de la ciudad de Buenos Aires, donde se notificaron 133 casos, de los cuales 69 ya están confirmados con el diagnóstico de dengue.

En tanto, su par en la provincia de Buenos Aires, Mario Masana Wilson, informó que la presencia de más infectados "llevó a reforzar la fumigación de los barrios y la vigilancia de la fiebre: se le toma una muestra de sangre a cada persona que llega a los hospitales con fiebre y otros síntomas del dengue". En el territorio bonaerense, se registraban 35 casos confirmados y 70 casos con síntomas compatibles en estudio.

Tras el aumento del número de infectados con el virus del dengue -que se transmite a través de la picadura de mosquitos-, se hicieron ayer más fumigaciones en 9 plazas y parques porteños, como Barrancas de Belgrano, Parque Lezama, Plaza Constitución, Plaza Francia y Parque Avellaneda, entre otros. En la provincia de Buenos Aires, "sabemos que tenemos el mosquito Aedes aegypti y estamos poniendo trampas para controlar su avance", contó Masana Wilson.

La epidemia de dengue se desató en Bolivia, y se fue trasladando hacia las provincias del Norte argentino, donde recién ayer el Ministerio de Salud de la Nación, a cargo de Graciela Ocaña, formó un comité de crisis. Esta decisión se tomó tres meses después la primer persona afectada por esta epidemia de dengue en la Argentina sintiera los síntomas en Salta y cuando ya se habría producido 9 muertes en Catamarca, Salta, y Chaco, aunque una de ellas está en discusión. Si se tienen en cuenta los casos importados y los autóctonos, ya trece de los 24 distritos en que se divide el país están sufriendo casos de dengue. Tucumán, Chaco (la provincia más afectada) y Catamarca están teniendo casos de dengue autóctono por primera vez.

Con la peor epidemia de dengue en la historia argentina a sus espaldas, la ministra Ocaña tendrá hoy que informar la situación ante la comisión de salud del Senado. En su registro de ayer, tenía notificados más de 7.700 casos. Pero los casos reales superarían los 14.000 según los registros de las autoridades provinciales e infectólogos.

Consultado ayer por Clarín, José Antonio Pagés, representante la Organización Panamericana de la Salud en Buenos Aires, informó que la epidemia que enfrenta la Argentina "es parte del avance de la enfermedad en América Latina y el Caribe, desde hace dos décadas, que aumentó su incidencia por "las migraciones y los barrios marginales, el inadecuado manejo ambiental, y los efectos del calentamiento global", señaló. "Lamentablemente son las provincias del norte argentino las más afectadas no sólo por dengue, sino también por la enfermedad de Chagas, fiebre amarilla, y malaria -enfatizó Pagés-. Es allí donde la pobreza estructural e histórica dejó sus mayores huellas".

El incendio se explica al mirar el pasado, según Ricardo Gurtler, investigador del Conicet y la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA: "La epidemia del dengue empezó en Bolivia, y con las migraciones era lógico que afectara al país. Hay altos índices del mosquito desde hace 15 años en la Argentina, pero pasaron varios gobiernos y lo que se hizo tuvo patas cortas. Se necesitan campañas continua con participación social y mejoras en la calidad de vida de la gente".

Comentá la nota