Crecen la deflación y el desempleo en la UE.

La Unión Europea tuvo en junio el índice de desempleo más alto desde 2005, cuando los 27 países socios promediaron una desocupación de 8,9% en la población activa, informó ayer el organismo de estadísticas Eurostat.
Por otra parte, la inflación en la zona euro a tasa anual fue en julio de -0,6%, medio punto menos que el mes anterior (-0,1 %), según la estimación provisoria difundida en Luxemburgo.

La cifra, negativa por segundo mes consecutivo, supera las previsiones de los analistas, que esperaban una tasa negativa de 0,4 %, y se aleja aun más del objetivo de 2% de inflación anual fijado por el Banco Central Europeo (BCE).

El derrumbe de los precios al consumidor hasta tal grado de deflación, un resultado nunca registrado desde el comienzo de la circulación masiva del euro, en 2002, es una consecuencia de la crisis económica mundial, atribuida a la explosión de burbujas especulativas e inmobiliarias, seguida por la caída en la demanda y la entrada en recesión de varios países.

El índice, que en mayo fue 0%, resultó negativo en junio por primera vez en la historia de la Eurozona. La Comisión Europea cree que en el segundo semestre habrá de nuevo inflación de precios.

Comentá la nota