Crecen las críticas a la directora que avaló un pago a su marido

Crecen las críticas a la directora que avaló un pago a su marido
Ediles oficialistas y opositores reclaman explicaciones por el escándalo a la Municipalidad. A cargo de la Dirección de Deportes, Diana Mizrahi firmó un libramiento por $ 19.890 en favor de Gregorio Werchow.
Fue el comentario obligado en los pasillos del Concejo Deliberante. Los cuestionamientos a la funcionaria municipal que autorizó el pago de $ 19.890 a la empresa de su marido se oyeron en cada una de las oficinas del edificio de San Martín y Monteagudo. A tal punto la situación escandalizó a los concejales que, sin distingo entre oficialistas y opositores, ya se gestaron pedidos de informes por lo sucedido al intendente Domingo Amaya. El jefe municipal, desde Buenos Aires, dijo que evalúa qué decisión tomará respecto de la directora (ver “Recibí su renuncia...”)

Tal como publicó LA GACETA en su edición de ayer, la directora de Familia y Desarrollo Comunitario, Diana Mizrahi, autorizó con su firma y su sello el pago de contado de los servicios requeridos por el municipio a la empresa de su marido. El 21 de enero, y a cargo interinamente de la Dirección de Deportes, la arquitecta firmó el libramiento de pago y la orden de compra en favor del vicepresidente segundo de la Federación Económica de Tucumán, Gregorio Elías Werchow, por el alquiler de un ómnibus “semi charter”. El tour, contratado en forma directa por el municipio, trasladó un día después a adolescentes de Aguilares a las playas de Chapadmalal.

Apesadumbrado, hasta el propio presidente del Concejo Deliberante, Ramón Santiago Cano (PJ), objetó la actuación de la funcionaria y consideró que el tema amerita una explicación del Departamento Ejecutivo. “Hay errores que no se pueden cometer. Si bien ciertas cosas pueden ser legales, también hay que cuidar la ética en algunos casos”, se quejó. Los argumentos esgrimidos, entiende Cano, no eximen de responsabilidad a Mizrahi. La directora había dicho a LA GACETA que se vio en la obligación de firmar el libramiento y aclaró que la contratación de la empresa de su marido había sido dispuesta por el titular de Deportes, Vicente Vallejo, quien falleció poco antes de concluir el trámite. “Más allá de cómo se haya iniciado el expediente, lo correcto hubiese sido que se excusara”, refunfuñó el concejal oficialista.

También el titular del bloque de concejales peronistas, Eloy del Pino, adelantó que elevará un pedido de informes a la intendencia. “Hay que tener más cuidado”, planteó.

Pero si a los oficialistas el asunto despertó suspicacias, a algunos representantes opositores los embargó una sensación de ira. “Ya nada me sorprende cuando la gestión de Amaya realiza contrataciones. Si se licita, termina en la justicia o en una anulación sin explicaciones. Caso contrario, se contrata en forma directa a personas tan conocidas que resultan ser esposos de las funcionarias”, ironizó Claudio Viña (FR). El edil tildó de “bochornoso” a lo acontecido. “La excusa de la urgencia para evitar la licitación pública es una burla, ya que desde julio de 2008 se conocía cuál era el premio a otorgar y el viaje se hizo en enero de 2009. ¿Dónde está la urgencia?”, preguntó.

Viña presentó un pedido de interpelación contra Mizrahi y contra el secretario de Gobierno, Walter Berarducci. “Espero que el secretario de Gobierno, como máximo responsable, se haga cargo de la situación”, advirtió. Con un tono más conciliador, el radical José Luis Avignone opinó que, a primera vista, el trámite administrativo que se siguió hasta el momento del pago a la empresa fue correcto, pero que “se hubiesen tenido que cuidar las formas para evitar suspicacias”.

Comentá la nota