Crecen los casos sospechosos de gripe A en el Chaco

En el parte diario, el Comité de Crisis informó que hay 373 casos sospechosos de gripe A en el Chaco. Tras los análisis correspondientes, 22 casos positivos y 10 negativos. Además, hay 14 pacientes internados en el Pediátrico y ocho en el Perrando, uno en el hospital 4 de Junio, y cinco en sanatorios privados. Baquero pidió extremar los cuidados, y afirmó que el pico de casos se dará en dos semanas.
Como responsable de la Sala de Situación del Comité de Crisis por la gripe A H1N1, el ministro de Salud, Francisco Baquero, al dar el parte informativo del día resaltó la necesidad de extremar los cuidados de higiene personal y ambiental para evitar la transmisión del virus, ya que aumentó la cantidad de consultas en los servicios sanitarios de la provincia. El funcionario detalló que hay 373 casos sospechosos de estar infectados, 22 con notificación positiva y 10 negativos.

Además, señaló que hay 14 internados en el Hospital Pediátrico (uno solo de gravedad), que en el hospital Perrando hay pacientes con neumonía, sin sospechas de influenza, y cuatro pacientes con asistencia respiratoria mecánica por síndrome respiratorio agudo. Hay una sola persona internada en el Hospital 4 de Julio de Presidencia Roque Sáenz Peña, un paciente en el servicio de Presidencia de la Plaza y varios en las instituciones privadas.

En cuanto a la cantidad de casos sospechosos, Baquero explicó que el Instituto Malbrán está saturado de trabajo y evacua la información de los pacientes internados -solo hace los estudios del virus H1N1 correspondientes a éstos, porque cambió el protocolo-, y explicó que si bien no se llegará a tener información de los 373 casos, "los notificamos porque están dentro del grupo de vigilancia epidemiológica". En este sentido, comentó que ya se habilitaron otros centros para realizar los estudios y que está hecho el pedido para que se puedan hacer en el Hospital Perrando, ya que el equipo local de inmunólogos está en condiciones de realizarlos.

MÁS RECAUDOS PARA LA POBLACIÓN

"Estamos notando en toda la provincia un aumento de la cantidad de consultas" comentó Baquero, y explicó que por un lado "esto es motivado por las señales de advertencia que enviamos a la comunidad para que se consulte al médico ante la aparición de síntomas", pero remarcó la preocupación que genera esta situación, ya que denota que hay pocos cuidados. "Pedimos que se extremen los recaudos y cuidados", insistió.

El funcionario señaló en este sentido que desde el Gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Salud, se está haciendo todo lo necesario y lo que corresponde, como tener preparado el sistema sanitario y todos los estamentos de la salud públicos y privados, y disponer de las dosis de medicamentos necesarios. Comentó que el Ministerio de Salud de la Nación envió cinco respiradores que serán distribuidos en los hospitales centrales; y que en todos los servicios hay consultorios aislados separados de los consultorios habituales, además de salas de internaciones para pacientes con patologías respiratorias. También aseguró que se cuenta con la cantidad de barbijos necesaria para el personal sanitario, ya que el Polo Chaco Textil entregó al Ministerio una provisión de 10 mil y continuará haciéndolos llegar en diferentes tandas hasta llegar a 50 mil barbijos.

El ministro de Salud insistió con el pedido para que la población respete las recomendaciones de evitar las aglomeraciones, sobre todo en lugares cerrados, y que todos los pacientes con síntomas gripales consulten al médico y permanezcan en sus domicilios.

La cartera sanitaria entregó medicamentos a los servicios sanitarios y a las instituciones de médicos. Los antivirales, entregados por la Nación, según lo dispuesto en la última reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA) no pueden ser comercializados.

RECOMENDACIONES A LOS MUNICIPIOS

Baquero destacó que el Ministerio de Salud informó a los municipios las recomendaciones de acción ante la emergencia sanitaria, además del protocolo provincial.

"Les recomendamos el cierre de los lugares cerrados donde se aglomera gente, especialmente jóvenes", señaló, y destacó que el Gobierno no quiere inmiscuirse en la autonomía municipal, porque "la decisión política de cerrar o no corresponde jurisdiccionalmente a los municipios", que tienen poder de policía en materia de salubridad. Insistió en el pedido de que no se politice la situación, considerando que las recomendaciones son claras y fueron hechas en varias oportunidades. Además comentó que todos los gobiernos comunales de la provincia, a excepción de Resistencia, ya entendieron el protocolo provincial difundido.

"Si todos ponemos una cuota de colaboración vamos a cortar la cadena viral", recordó, después de señalar que se está actuando dentro de las normas internacionales que aconsejan las medidas adoptadas.

Comentá la nota