Crece la tensión en los hospitales por la protesta médica

Los autoconvocados cerraron las puertas de los centros sanitarios y solamente atienden por las guardias. Los trabajadores de la Maternidad montaron una carpa blanca frente al edificio. El Gobierno presentó un recurso para que la Justicia ordene liberar los accesos, generando un clima de tensión.
Los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad cumplieron con su advertencia y respondieron a la falta de respuestas del Gobierno a sus planteos salariales y laborales con un endurecimiento de las medidas de fuerza que llevan adelante desde hace más de tres meses.

Al paro por tiempo indefinido, que mantiene paralizada la atención de consultorios y motivo la suspensión de numerosas cirugías programadas, se sumó ayer la decisión de mantener cerradas las puertas de los hospitales, en una suerte de toma pasiva de los edificios, a los cuales solamente se puede ingresar por las guardias de urgencias.

Además, para reforzar el quite de colaboración, en las guardias de los hospitales se realiza desde ayer una preadmisión de pacientes, para corroborar que quienes asistan lo hagan por una urgencia y no para consultas menores o chequeos de rutina, en cuyo caso, no se brinda atención.

El cierre de las puertas principales de los centros sanitarios se llevó adelante en un clima de tensión, debido a una fuerte presencia policial, con personal de infantería y antimotines.

Por la mañana, en el Centro de Salud, el personal impidió el ingreso del director Ricardo Figueroa, a quien vienen solicitando que renuncie desde hace dos semanas. Finalmente, como le sucedió a varios de sus pares de otros hospitales, el funcionario consiguió acceder a su despacho a través de la guardia y escoltado por policías.

En horas de la tarde, el Gobierno provincial presentó un recurso ante la Justicia, solicitando que se libre una orden para despejar los accesos a los hospitales.

Al cierre de esta edición, la tensión persistía en algunos hospitales, como el de Niños y la Maternidad, con los médicos en estado de asamblea y dispuestos a mantener la modalidad de protesta, rodeados por decenas de uniformados que, apostados en las inmediaciones de los centros sanitarios, "esperaban instrucciones".

Carpa blanca en la Maternidad

Los médicos y empleados de la Maternidad decidieron endurecer el reclamo instalando una "carpa blanca" (un gazebo) al frente del edificio, en la vereda sobre la avenida Mate de Luna, donde se explica a la comunidad los motivos de la protesta que llevan adelante.

"La idea es que esta carpa quede instalada por tiempo indefinido como sinónimo de lucha, demostrando la presencia de los autoconvocados en la calle y para que la gente sepa que estamos de paro y descontentos por la falta de respuestas del Gobierno, y también para hacer tareas de prevención informativa", explicó a EL SIGLO Jorge Parajón, delegado de ese hospital.

El profesional comentó que ayer por la mañana se vivieron momentos tensos, debido a que las autoridades hospitalarias "trataron de impedir, con una fuerte presencia policial y un escribano público, que se proceda al cierre simbólico de las principales puertas de acceso, como se hizo en todos los demás hospitales. Lo que más nos llamó la atención es que había personal de infantería, pretendiendo ejercer presión y atemorizar a los trabajadores de la salud, aunque lo único que consigue es exaltar más los ánimos de la comunidad médica", agregó el galeno.

Según denunció Parajón, anoche, un grupo de uniformados intentó "levantar la carpa y obligar la apertura de las puertas de la Maternidad", medida que fue impedida por los huelguistas.

"Si es que la Justicia libra una orden para que la Policía libere las puertas y nos levante la carpa, haremos una cadena humana y nos van a tener que sacar a los empujones", advirtió el delegado de la Maternidad.

A su turno, Braulio Fanlo, delegado del hospital Avellaneda y referente de los autoconvocados, confirmó a este diario que el cierre de las puertas principales en los centros sanitarios "se mantendrá por tiempo indefinido, hasta tener una respuesta superadora del Gobierno a los reclamos salariales y laborales de la salud".

El profesional confirmó que en los próximos, además de esa medida, se realizarán asambleas periódicas en los nosocomios y CAPS "para organizar la marcha de antorchas a la plaza Independencia del próximo viernes (a las 20.30), de la que participará toda la sociedad".

Fanlo también señaló que ayer "se notó en todos los hospitales una fuerte presencia de policías, con el cuerpo de infantería y personal de inteligencia. Con esta acción tratan de amedrentar y disuadirnos a dejar de lado la protesta".

Finalmente, advirtió que si no son convocados por el Ejecutivo en los próximos días "con una propuesta seria a los planteos de la sanidad y dejando de lado estas acciones que solo buscan generar violencia, este conflicto se irá agravando progresivamente".

Tomada confirmó que el paro es ilegal

El titular de la FESPROSA, Jorge Yabkowski confirmó que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, "avaló la declaración de la ilegalidad de las medidas de fuerza" que llevan adelante los médicos tucumanos, medida dispuesta por el Gobierno local y que fue refrendada por la Nación. Tras recordar que "hubo descuentos masivos de salarios en Córdoba y Tucumán", el dirigente advirtió que."estos hechos atentan gravemente contra la libertad sindical y son una violación a un derecho constitucional". Por último, advirtió que "Tanto el ministro Juan Manzur como los funcionarios provinciales, no sólo desoyen los reclamos de los trabajadores de la salud sino que ahora también les descuentan en algunas provincias los días de paro".

Para Renzo, hay oportunismo político

El legislador opositor "Renzo" Cirnigliaro (Partido Laborista) denunció que "lamentablemente, el oportunismo político está trabando las soluciones al conflicto de la sanidad. Algunos dirigentes radicales y seudos peronistas piensan que podrán sacar réditos políticos y equivocan a los trabajadores y confunden a los gobernantes. Ya lo hicieron con el campo y ahora lo repiten con la salud", disparó.

Además, dijo que "el problema de la Salud es un conflicto de origen estrictamente salarial, al que se suman viejas y justas reivindicaciones del sector, abandonados por sus dirigentes y postergados por los gobiernos. Lo mismo que con los jubilados, la única solución reside en aplicar la ley y pagar lo que corresponde", reflexionó..

Comentá la nota