Crece la tensión en la frontera entre Venezuela y Colombia: hallaron 10 comerciantes asesinados

Las víctimas eran vendedores colombianos que habían sido secuestrados. En las últimas semanas las fuerzas armadas chavistas reprimieron a quienes trataron de ingresar a su territorio
Los cuerpos de diez personas, todos tiroteados, fueron hallados hoy en una zona de la frontera común de Venezuela y Colombia, próxima al lugar donde el pasado día 11 fueron secuestrados doce vendedores ambulantes colombianos.

El hallazgo de los cuerpos fue revelado por medios de prensa del estado venezolano del Táchira, tras lo cual el director del Cuerpo de Investigaciones Penales Científicas y Criminalísticas (CICPC), Wilmer Flores, dijo que sus subalternos se trasladan al lugar.

Esto ocurre mientras la frontera entre ambos países abre y cierra intermitentemente desde hace tres días, debido a los disturbios ocurridos la semana pasada entre taxistas colombianos y miembros de la Guardia Nacional venezolana.

El miércoles y el jueves, de hecho, los colombianos protestaron contra el endurecimiento de los controles aduaneros de las autoridades chavistas y fueron atacados con gases lacrimógenos.

Por su parte, "se investiga si los cuerpos hallados al sur del Táchira están relacionados con el secuestro múltiple" del pasado 11 de octubre, sostuvo Flores a los periodistas en alusión a los integrantes colombianos del equipo de fútbol amateur Los Maniceros.

Flores recordó que en una cancha de fútbol improvisada de la localidad de Chururú, en el municipio Fernández Feo de Táchira, a unos 850 kilómetros al oeste de Caracas, se disputaba ese día un partido de fútbol cuando unas 25 personas con armas largas irrumpieron en el lugar a bordo de varios vehículos.

Por su parte, la emisora caraqueña Unión Radio manifestó que, "de acuerdo con las informaciones preliminares", los cuerpos sí corresponden a los de las personas secuestradas el pasado 11 de octubre.

Según esa emisora, los cuerpos de los secuestrados fueron abandonados en varios sectores del Municipio Uribante, en la zona de Montaña, en los límites (de Táchira) con el estado Mérida".

De acuerdo con el diario Los Andes del Táchira, no se descarta que fuese una operación de grupos ilegales para reclutar a la fuerza nuevos miembros.

Diversas organizaciones irregulares, entre ellas de guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes, actúan en la zona fronteriza, caracterizada por los secuestros y diversos delitos.

El estado de Táchira es gobernado por el democristiano César Pérez, una de lo líderes de la oposición Hugo Chávez, quien lo vincula a paramilitares colombianos, en tanto que éste asegura que bajo el amparo del Gobierno opera en su jurisdicción el grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En ese contexto, Leomagno Flores, secretario general del Gobierno de Táchira, dijo a diversas emisoras de Caracas que confirmaba que los cuerpos hallados pertenecen a los vendedores secuestrados y sin proporcionar detalles remarcó que fueron acribillados "por el ELN, que está actuando como los animales".

El que los cuerpos fueran hallados en diversas zonas de una misma localidad "nos da a entender que este grupo está actuando como las hienas: marcando territorio", insistió y remarcó que al ELN "sólo le falta colocar su bandera" en las principales plazas de Venezuela, debido a que sus integrantes gozan, sostuvo asimismo sin proporcionar pruebas, "de una visa virtual bolivariana".

Comentá la nota