Crece la tensión entre los vecinos por boletas de servicios que le llegan del municipio vecino

Un grupo de vecinos de Cortaderas, acompañó en la jornada de ayer al intendente de esa localidad sanluiseña, para exigir al gobernador que tome cartas en el asunto y solucione el problema limítrofe con sus vecinos de Los Molles, "porque están siendo intimados y presionados por el Municipio de Los Molles, en donde los intiman que vayan a pagar sus impuestos, para que vayan a habilitarse en la parte turística", dijo a la prensa el edil de Cortaderas Ricardo D’ Andrea.
Para el intendente de Cortaderas, acá existe un interés económico por las tierras que reclama Los Molles, puesto que "hace un año atrás, nadie (de Los Molles) reclamaba nada en el lugar", pero desde que comenzaron a instalarse emprendimientos turísticos "y el valor de la tierra comenzó a crecer, ahora se acuerdan de una ley que no estuvo nunca vigente", dijo.

Si Los Molles se quedara con lo que reclama, Cortaderas perdería casi la mitad del pueblo. Además Cortaderas está ubicada en el Departamento Chacabuco, mientras que sus vecinos pertenecen al Departamento Junín, e históricamente la gente que vive en la zona en litigio, votó Legisladores por el Departamento Chacabuco, no los de Junín.

Entre los vecinos convocados a Plaza Independencia, frente a Casa de Gobierno, corría la voz de que, si el gobernador no toma cartas en el asunto, llegarían al extremo de instalar una carpa de protesta, donde durante mucho tiempo fue un emblema de la protesta la Carpa Blanca de la Dignidad Docente.

Comentá la nota