Crece la tensión en las barricadas contra la suba del boleto urbano

Fuertes discusiones entre vecinos y situaciones de peligro en los cortes. Denuncian que inspectores de Tránsito y policías dejan librados a su suerte a los manifestantes. A uno de los dirigentes ya le "pintaron los dedos" por "piquetero".
La protesta de vecinos contra el tarifazo del transporte urbano en San Salvador de Jujuy crece en tensión. Un bloqueo realizado con ramas de árboles en la boca del puente San Martín, en el barrio de Chijra, mostró este jueves fuertes choques verbales entre los manifestantes y algunos usuarios que se negaban a bajarse de los colectivos a causa del corte, que sólo afectó a las unidades de transporte público.

En esta barricada también se vivieron escenas de nerviosismo debido a que los policías de la provincia y los inspectores municipales presentes en el lugar, a diferencia de lo que es usual con otras manifestaciones, se negaban a dirigir el tránsito y dejaron a los vecinos librados a su suerte ante los automovilistas. Susana Yoni, una de las usuarias que encabeza el movimiento, dijo a El Libertario que una persona estuvo cerca de ser atropellada.

Luego, la protesta se trasladó a la intersección del puente San Martín y la avenida Fascio, donde una ensordecedora bocina daba cuenta del reclamo, mientras hombres y mujeres se interponían peligrosamente ante los colectivos, impidiéndoles avanzar.

Yoni explicó que no hubo ningún diálogo con las autoridades municipales y reiteró su queja por la persecución policial que sufren los vecinalistas. También cuestionó a la fiscal Fernández de Montiel: "la señora fiscal creo que se pasó de raya; hoy yo estaba esperando el colectivo en Reyes donde ella vive y ya llamó a la policía; hay una persecución total hacia los dirigentes barriales", enfatizó.

La dirigente reveló que al vicepresidente del centro vecinal de Campos Verdes "le pintaron los dedos" por participar de la protesta y afirmó que "hoy cae él, mañana caemos nosotros".

Quienes no cosecharon precisamente aplausos en la barricada fueron los inspectores de tránsito de la comuna que, a un costado de los colectivos varados, conversaban animadamente en vez de alertar a los automovilistas del bloqueo. Un rato antes, discutían fogosamente con la gente del corte, en medio de las enloquecidas maniobras de los colectiveros. "Todavía insultan, dicen que nosotros estamos acá porque nos pagan. Nosotros estamos acá porque somos vecinos que usamos el servicio", aclaró Yoni a El Libertario.

Los piquetes –dijo- continuarán hoy en Reyes y Los Molinos. Además se sumarían Yala y San Pablo.

Comentá la nota