Crece la sospecha sobre villeros enviados a Entre Ríos

El tema llegó a medios nacionales con un informe publicado por el diario Clarin sobre la ciudad de La Paz. Ahora ediles de Gualeguay también hablan de nuevos asentamientos y piden informes. Se habla de un plan perverso del gobierno.
En La Paz los vecinos de las calles asfaltadas exigen a las autoridades que frenen la llegada de pobres desde Buenos Aires. Hablan de un plan secreto para "desparramar" habitantes de las villas porteñas por todo el Litoral y se juntan desde hace un mes para tratar de conseguir pruebas que confirmen sus sospechas.

En las reuniones hay profesionales, docentes, enfermeros, peluqueros, amas de casa, alumnas de escuelas privadas, convocados por un rumor: el que insinuó la posibilidad de que personas de la Villa 31 de Retiro, que es la más antigua de la Capital Federal, aterricen por estos pagos.

Las desmentidas oficiales no calmaron los ánimos: hubo quejas en las radios, petitorios tremendistas y señalamientos que rozaron la xenofobia. Se dijo que había "caras raras" en la ciudad, que el arribo de "subculturas" podría provocar "una colisión con las costumbres locales" y que si entre los pobres había delincuentes, existía la posibilidad de "contagio".

El gobierno municipal hizo lo que ningún otro en tiempos electorales: admitió que aquí son enormes las necesidades básicas insatisfechas y que, por lo tanto, no puede ser anfitrión de más pobreza. "Ante esta realidad social, resulta absolutamente ilógico pensar en traer gente de afuera. ¿Quién va a querer venir de la Villa 31, que queda frente a Puerto Madero, en la ciudad más más rica del país?", se escuda el intendende paceño, Francisco Nogueira, en un artículo que publicó Clarín.

Él es peronista y entre los vecinos "autoconvocados" hay algunos radicales, un condimento más de la pelea. Se vieron frente a frente en el Concejo Deliberante, donde el intendente ensayó un mensaje de tranquilidad a la población que tuvo sus ripios: "Sí es cierto que están llegando personas con familias que se habían ido a trabajar afuera y que han perdido el puesto laboral por la crisis. Vuelven por encontrarse sin trabajo y por la inseguridad de las grandes ciudades".

En los últimos 10 años, la población de La Paz creció de 24.700 a 35.000 habitantes. Y en los últimos meses, el Registro Civil anotó más de 100 cambios de domicilio de personas que, efectivamente, declaraban la Capital Federal o el Gran Buenos Aires como lugar de procedencia. Pronto podrán votar en La Paz.

Según los lugareños, las escuelas públicas detectaron más pedidos de vacantes y han comenzado a poblarse potreros, cañadas y zonas sin caminos.

"Si esto es un contrabando hormiga de personas, no lo frenamos más", dijo un trabajador canoso en una de las asambleas.

En la manzana 428 hay 36 familias nuevas. Como los techos son de polietileno, el lugar fue bautizado "Los Toldos". Los chicos juegan con los pollitos y los padres esperan la llegada de los servicios esenciales.

Fuentes policiales indicaron que cerca de ese barrio se alojan ex convictos "que no han vuelto a traer problemas".

Los vecinos de Los Toldos entregaron una carta donde rechazan los señalamientos de los vecinos autoconvocados. "Forman una sociedad cerrada e intolerante. A esa sociedad no queremos pertenecer. Antes de transformarnos en seres insensibles y atrevidos, pertenecientes a su sociedad, es nuestra elección que nos sigan llamando gente rara y nos inventen el origen que menos culpa les genere", dice la carta, donde aseguran haber nacido en La Paz.

El mensaje, que planteó la diferencia de clases entre los motivos del conflicto, tuvo un ghost writer (escritor en las sombas), Luis Garita, vocero de la municipalidad, muy popular por aquí.

"Chapaleamos barro cuando llueve -dice otro párrafo-, mientras ellos miran el cielo desde su cómoda 4 x 4. Pero no somos delincuentes. Tenemos el mismo derecho que ellos a la vivienda y a la educación".

En Gualeguay también

A través de un pedido de informes, los concejales Mariela Tassistro, César Mocchi y Patricia Miguez, le solicitaron al Ejecutivo Municipal de Gualeguay que informe sobre los "nuevos" asentamientos que se instalaron en la ciudad.

Los ediles quieren saber si la Municipalidad, si las personas que se instalaron en el Barrio 25 de Mayo e Islas Malvinas pertenecen a las villas de emergencia de Buenos Aires.

Entre los fundamentos de la resolución se mencionan "las versiones que circulan en diversos medios de comunicación locales, acerca de un posible asentamiento de personas o familias en los Barrios 25 de Mayo e Islas Malvinas, provenientes de distintas villas de emergencia de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires".

Para los concejales, estos nuevos asentamientos generan "preocupación en la población", a lo que –según indicaron—se suma "al estado de permanente inseguridad que se vive por hechos que ocurren en nuestra ciudad, agravado por la difusión de los hechos que transmiten los medios nacionales, que distan mucho de la realidad local pero infunden temor entre los vecinos".

"Si bien el debido control de posibles asentamientos de personas no es potestad de este cuerpo, pero sí lo es tener la fehaciente información de cuantas cuestiones generen rumores y posterior malestar en nuestros copoblanos; muchas veces infundados pero no de menor atención", se indicó en la iniciativa.

Por esa razón, Tassistro, Míguez y Mocchi solicitaron al Ejecutivo Municipal gualeyo que informe a través de la Dirección de Acción Social acerca de posibles asentamientos de familias provenientes de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires en los Barrios 25 de Mayo y/o Islas Malvinas. También piden se recabe información a través de la Jefatura Departamental de Policía.

Comentá la nota