Crece la resistencia popular a Curtarsa

El próximo sábado, en la plazoleta Antigua Estación Basílica, se proyectará el documental "Escupiendo al cielo", que abarca la problemática ambiental de Jáuregui. En esa oportunidad también se realizarán charlas y actuaciones musicales.
La resistencia popular crece. En momentos decisivos de la vieja problemática ambiental de la localidad de Jáuregui, aumenta el número de vecinos decididos a lograr una solución definitiva a un problema que afecta directamente la salud de trabajadores y vecinos.

Semanas atrás, un grupo de comerciantes e instituciones determinó iniciar "una batalla sin cuartel" contra la actividad de la empresa Curtarsa. A modo de testimonio, una de las primeras acciones fue lograr que el equipo de fútbol del Club Luján mostrara una bandera donde se aseguraba que la curtiembre contamina.

Ahora, las ONGs ambientalistas de la localidad, nucleadas en la Asociación Eco Vida en el Oeste Bonaerense (AEVOB), decidieron profundizar la campaña pública de difusión con el objetivo de sumar voluntades a una lucha que ya lleva más de 15 años de vida. Con el apoyo de un Encuentro de Vecinos por el Medio Ambiente, la organización proyecta en distintos puntos del partido el documental "Escupiendo al cielo", un trabajo que en poco más de 40 minutos brinda un panorama de los inconvenientes generados por la gran curtiembre de capitales italianos.

El próximo sábado, en la plazoleta Antigua Estación Basílica, se volverá a proyectar el documento audiovisual en el marco de una jornada más amplia. Por eso también se realizarán charlas alusivas y presentaciones musicales de bandas locales. La convocatoria está pensada para la tarde-noche de ese día.

De esta manera, se insistirá en machacar que el tema excede a Jáuregui. Para eso, los vecinos cuentan con datos concretos proporcionados por las características propias de cualquier ecosistema: el río Luján atraviesa todo el partido, las napas se interconectan, y el viento no conoce de límites. A su vez, la interrelación de las personas entre Jáuregui y el resto del distrito es permanente.

En los folletos confeccionados para la ocasión, se marca la necesidad de detener la contaminación: "Por todas las personas que han fallecido; por las personas que padecen cáncer; por las pésimas condiciones de salud en la que desarrollan su actividad los trabajadores; por las personas que padecen enfermedades respiratorias, digestivas y de la piel; por el exterminio de la fauna y de la flora; por la contaminación irremediable de las napas de agua potable; por la contaminación del aire y los insoportables olores nauseabundos que todos padecemos".

La actividad también representará un mensaje para las autoridades provinciales, que deben decidir renovarle o no el certificado de aptitud ambiental a la repudiada empresa.

Comentá la nota