Crece el reclamo de los médicos al IOMA .

De no mediar un pago "de último momento" por parte del IOMA, desde mañana los más de 200 mil afiliados a la obra social bonaerense deberán abonar como particulares las prestaciones de los profesionales nucleados en la Agremiación Médica Platense. Los médicos -que dejaron abierta la puerta para extender su reclamo a la totalidad de las mutuales- piden a la Provincia la cancelación de una deuda que supera los diez millones de pesos, generada entre enero y febrero pasados, y una mejora del 15 por ciento en sus honorarios. En este contexto, desde el Instituto aseguran que "enero está al día", y que "ya se pagó la mitad de febrero".

Para que la sangre no llegue al río, subrayaron en la AMP, debería registrarse el depósito "del cien por ciento" de lo adeudado. "Si pagan todo y nos llaman para conversar la medida se puede rever, pero de por medio tienen que haber propuestas concretas" aclara Daniel Branne, presidente de la entidad que nuclea a unos 4 mil profesionales de la Ciudad: "es una cuestión de supervivencia. Muchos médicos están teniendo serios problemas económicos por esta situación de atrasos reiterados e injustificados".

Branne reveló que "debido a la extrema desprolijidad administrativa del IOMA, muchas prácticas de enero vinculadas a internaciones recién pudieron ser facturadas en febrero". Esta situación generó un fuerte malestar entre las asociaciones profesionales de clínicas y sanatorios, desde las que se levantaron numerosas voces de protesta.

"IMPOSTERGABLE"

Los médicos también exigen un "impostergable" aumento del 15 por ciento en sus honorarios, "retroactivo al mes de abril", que sería tratado en el encuentro que mantendrán hoy por la mañana representantes de los sectores en pugna. "Lo que estamos pidiendo serían unos cinco pesos de aumento, una cifra que casi da vergüenza; por eso no habrá contemplaciones si es necesario tomar medidas" aseveró Branne.

"Hay que entender nuestra estructura de costos" precisó el dirigente: "tanto el IOMA como las privadas pagan $34,50 por práctica; el 15 por ciento se va en descuentos legales; la caja previsional insume $400 mensuales, más el 5 por ciento de la facturación; a eso se suman seguros, matrícula y alquiler de consultorio. Como consecuencia, queda limpio menos del 50 por ciento. Existe un desfasaje brutal; lo que se paga por consulta ni siquiera es equivalente a un corte de pelo o la reparación de un calefón. Encima, el Estado nos abruma con la carga impositiva... cuando ni siquiera nos paga en término".

En la AMP advierten que "si bien el IOMA cubre el 75 por ciento de las prestaciones, todas las obras sociales tienen que ponerse a tono". En agosto pasado, un conflicto similar al que se insinúa derivó en el corte de las principales mutuales prepagas durante varias semanas.

Ayer, voceros del Instituto de Obra Médico Asistencial subrayaron que se pagó la mitad de lo adeudado por el mes de febrero "como al resto de los proveedores de la Provincia".

Comentá la nota