Crece la preocupación por el virus del dengue en la Provincia

El ministro Graselli se reunió con Ocaña en Catamarca. Mientras tanto, Ambiente Provincial recorre las zonas en riesgo.

El pasado jueves, la ministro de Salud Graciela Ocaña visitó la vecina provincia de Catamarca, donde se reunió con los distintos funcionarios de la salud de las provincias del Noroeste Argentino.

La visita se hizo en el marco de las acciones de prevención y lucha contra el virus del dengue, enfermedad que mantiene a las provincias en vilo por su posible expansión.

El ministro de Salud de la Provincia, Gustavo Graselli destacó que para Nación, La Rioja "no está considerada zona con brote de dengue, porque no hay una cantidad importante de personas infectadas".

En este mismo marco, el Ministro subrayó que "si bien pueden darse situaciones de sospecha, la mayoría de los casos detectados como positivos requieren aún de una confirmación".

"Seguiremos haciendo hincapié y redoblando nuestros esfuerzos técnicos y humanos para llegar con acciones preventivas", aseguró Graselli.

Al respecto dijo que "hay una tarea que se realiza en conjunto con otros organismos del Gobierno, concientizando a la población sobre la necesidad de preservar la higiene y eliminar eventuales lugares de reproducción del mosquito".

Prevención y lucha

En diálogo con NUEVA RIOJA, Carlos Brizuela, titular del área de Educación y Prevención Ambiental, dependiente de la Secretaría de Ambiente provincial, comentó acerca de las tareas de prevención y lucha contra el dengue que se encuentran realizando en toda la Provincia.

Al respecto, Brizuela indicó que desde esa repartición se trabaja hace dos meses en la prevención contra el virus, pero que la lucha comenzó "a partir de que se informó sobre las personas infectadas".

"Cuando aparece un enfermo se activan las acciones de fumigación y limpieza en diez metros a la redonda de donde se encuentra la persona infectada, que está aislada" comentó.

El trabajo se realiza a partir de un mapa de riesgo, según lo explicó el funcionario, el cual "sirve para prevenir".

La brigada antidengue con la que cuenta la Provincia está compuesta por 75 personas, todos beneficiarios de planes sociales. Además el área de Educación y Prevención Ambiental tiene seis colaboradores más.

Dengue

Carlos Brizuela explicó que el ciclo de vida del mosquito Aedes Aegypti es de 30 días, mientras que los huevos, que crecen en aguas limpias, pueden sobrevivir hasta 1 año.

"Un mosquito puede poner de 100 a 120 huevos" comentó y agregó que las hembras del Aedes viven en el interior de las viviendas mientras que el macho, afuera.

"El mosquito es un insecto urbano-domiciliario", señaló.

Por otra parte, dijo que el trabajo, que se realiza casa por casa en la ciudad Capital, "a veces es aceptado y en algunos casos no nos atienden bien o hasta no les importa mucho".

Falta de recursos

El titular del área de Educación y Prevención ambiental de la Provincia, comentó que esa repartición no cuenta con los recursos suficientes para llevar adelante un trabajo de prevención "que como dijo la ministro Ocaña, vino para quedarse en el país y en esta región".

"Los prestadores de servicios trabajan prácticamente a ad honorem y con mucha buena voluntad, porque los salarios son muy bajos y los recursos escasos", sentenció Brizuela.

En este sentido, sostuvo que "hace un año que tiene las asignaciones paradas".

Además, el funcionario dijo que "no hay vehículos para trasladarse a los lugares donde tenemos que desinfectar".

"Hacemos los panfletos que le entregamos a la gente con plata de nuestros bolsillos" señaló Brizuela y añadió que "la gente lucha contra la enfermedad sola".

Por otro lado, Brizuela denunció que algunos funcionarios llaman a la Secretaría para pedir que fumiguen sus viviendas. "Queremos que los funcionarios dejen de llamar a la Secretaría para que vayamos a fumigarles sus casas", expresó.

"Nosotros trabajamos para los que más necesitan y espero que esto quede claro", resaltó.

"En la Provincia hay que hacer cosas serias" prosiguió Brizuela y remarcó una vez más la falta de recursos con la que cuenta el área que preside.

Finalmente, el funcionario expresó "todos aprendemos de la dificultad y podemos resolver el problema" y agregó "se trata sólo de un aprendizaje colectivo para combatir el dengue".

Comentá la nota