Crece la preocupación por la violencia social en el país

Crece la preocupación por la violencia social en el país
En C5N, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y el filósofo Santiago Kovadloff hablaron sobre las manifestaciones antisemitas y la agresión que sufrió Agustín Rossi. "Esto empobrece a la República Argentina", dijeron
Sentado a la mesa de Longobardi en Vivo, el programa que conduce Marcelo Longobardi por C5N, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, habló sobre la violencia que vive la sociedad argentina por estos días.

Sobre este tema, apuntó que observa que "la sociedad está violenta" y recordó que recorriendo diversos barrios de la Capital Federal vio la desesperación y el temor de los vecinos.

"No va el antisemitismo, es absolutamente delirante, no va la reacción de la gente del campo contra diputados que incorrectamente impulsaron medidas contra el campo", opinó, en clara alusión a las manifestaciones del líder piquetero Luis D'Elía contra la comunidad judía y del sector agropecuario contra Agustín Rossi.

Por su parte, el filósofo Santiago Kovadloff se refirió al mencionado brote antisemita en el país y explicó que la lectura de que el judío sólo se interesa Israel "tiene como finalidad dos cosas: desacreditar al Estado de Israel y mostrar que el judío no forma parte de la Nación".

"El señor D'Elía y todos los que lo siguen aspiran a negar lo que la Argentina es: un lugar pluralista, abierto, integrado por comunidades de distinta proveniencia", dijo, para luego agregar: "En suma, el antisemitismo es inactual, siempre encuentra que el judío es demoníaco y necesita que sea demoníaco. Todo eso contribuye a empobrecer al país".

En referencia a la agresión que sufrió el jefe de diputados del Frente para la Victoria, Rossi, indicó que "nada es peor que ver a la gente del campo no tolerando al adversario, sino concibiéndolo como un enemigo. La democracia pierde con esta conducta, el campo pierde la razón".

"Esto empobrece a la república y hace bien la oposición en criticar a quienes protagonizaron este acto miserable, porque (la agresión) significa que no hay lugar para la disidencia", subrayó.

Finalmente, se refirió al tema de la seguridad, que es la seguridad frente a la ley: Estamos inseguros de la ley, inseguros de que la Justicia puede tener lugar en el país (...) No hay porvenir democrático así".

Comentá la nota